Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza del consumidor retrocede tres puntos en el tercer trimestre, según Nielsen

La confianza del consumidor retrocedió tres puntos en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, hasta los 77 enteros, según la consultora Nielsen, que destaca que el consumidor español "se mueve entre el pesimismo laboral y un mayor optimismo económico".
Así se desprende del último Estudio Global de confianza de los Consumidores, elaborado por Nielsen, que señala que cerca de tres de cada cuatro españoles siguen pensando que su futuro respecto al empleo "no será bueno a un año vista", una cifra que se mantiene estable en lo que va de año.
Sin embargo, el informe muestra que ha aumentado en seis puntos el porcentaje de personas que creen que España dejará la recesión para entonces e indica que en ese "vaivén" se mueve su confianza, ya que tras crecer seis puntos hasta junio, retrocedió en cambio tres puntos hasta septiembre (77 puntos).
Esta situación da a entender que para los españoles la estabilidad económica y las mejoras laborales "no van de la mano", apunta Nielsen, que recuerda que este escenario lo dibuja ya Funcas, que apunta que el crecimiento de la economía se mantendrá estable, pero la tasa de paro ralentizará su descenso y para 2020 permanecerá en el 14%, el doble de antes de la crisis.
En cambio, el estudio de Nielsen concluye que no parece preocupar en sí la estabilidad política, puesto que, tras más de diez meses sin Gobierno, solo un 15% la sitúa entre sus máximas preocupaciones. Por el contrario, más del doble cita la seguridad laboral y la economía como las dos cuestiones que más le quitan el sueño, mientras que los europeos siguen especialmente preocupados por el terrorismo (29%).
MAL MOMENTO PARA REALIZAR COMPRAS
En el último trimestre, el porcentaje de españoles que piensan que es un mal momento para realizar compras creció en cuatro puntos (hasta un 62%) con respecto al trimestre anterior.
De hecho, la incertidumbre laboral provoca que se tomen medidas de ahorro, siendo el recorte en las salidas de ocio la más común entre seis de cada diez. Además, en torno a la mitad trata de economizar reduciendo la factura energética o bien la compra de ropa (que es curiosamente la principal medida de ahorro en Europa).
Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, "no hay tanta causa efecto" entre la falta de Gobierno y la subida o bajada de la confianza del consumidor, sino que "lo que hace mella en el consumo es una tasa de desempleo cercano al 20%, y el que no está en paro, conoce a alguien que lo está".
"Es cierto que estamos mejor que hace un año, pero hay más de cuatro millones de personas en búsqueda activa de empleo y eso condiciona el consumo", ha agregado.