Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector cárnico exportó el récord de 2,3 millones de toneladas en 2016 por valor de 5.562 millones de euros

El sector cárnico exportó un récord de 2,27 millones de toneladas a todo el mundo por un importe de 5.562 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 16,7% en volumen y del 14,8% en valor, según los últimos datos presentados hoy en la asamblea de la Asociación de la Asociación Nacional de las Industrias de la Carne en España (Anice).
Se trata de la primera vez que supera los 5.000 millones de euros de exportaciones y que traspasa los dos millones de toneladas de carnes y elaborados vendidos en el exterior.
España es ya uno de los cuatro primeros exportadores mundiales de porcino, junto a Alemania, EEUU y Dinamarca, con unas ventas exteriores de 1,5 millones de toneladas de carne de cerdo por valor de 3.207 millones de euros, 182.566 toneladas de productos elaborados y 1.150 millones de euros y 396.539 toneladas de despojos por valor de 447 millones de euros.
En cuanto al vacuno, el balance de las exportaciones de carne y despojos fue igualmente positivo, ya que se alcanzó la cifra récord de 169.539 toneladas exportadas (un 4% más), mientras que en términos de valor se obtuvo la cifra de 610 millones de euros, un 7,1% más que en el año anterior.
La industria cárnica ocupa, con diferencia, el primer lugar de toda la industria española de alimentos y bebidas, con una cifra de negocio superior a 22.600 millones de euros, que representa el 21% del total del sector alimentario español.
Esta cifra supone el 2,1% del PIB español y el 13,1% del PIB de la rama industrial, así como un 4% sobre el total de facturación de la industria española.
En 2016, la producción española de carne fue de 4,84 millones de toneladas, un 4,7% más que año anterior. La carne de porcino fue la de mayor producción, superando por primera vez los cuatro millones de toneladas (un 5,2% más), lo que marca un año más un nivel histórico nunca alcanzado.
Por su parte, la producción de carne de vacuno creció un 1,9%, hasta las 637.737 toneladas, y el ovino/caprino un 1%, alcanzando las 126.341 toneladas. La producción de elaborados cárnicos creció un 1%, acercándose a los 1,4 millones de toneladas.
RETOS DEL SECTOR
Durante la asamblea, se pusieron de relieve los principales retos y objetivos del sector, entre los que destacó la necesidad de una mayor resolución por parte de la Administración en la apertura de países para todos los productos, así como la unificación de competencias administrativas que haga más competitiva a la industria española y elimine ineficiencias en la actividad internacional.
Por otra parte, se reclamó una mejor protección del patrimonio cárnico y gastronómico español, consiguiendo las IGPs para el jamón serrano y el jamón y demás derivados del cerdo ibérico.
Asimismo, se resaltó la necesidad de mejorar la imagen y la comunicación ante la "proliferación de mensajes contrarios a las carnes y elaborados desde distintos ámbitos" y profundizar para ello en la unión de los sectores ganadero-cárnicos a través de sus organizaciones interprofesionales.
Por último, Anice manifestó su preocupación por el conflicto de la estiba y su compleja resolución, que afecta a las empresas por el desvío de los barcos, que hace que los contenedores se acumulen en las instalaciones portuarias y se llenen las cámaras de las industrias, con el "peligro de colapso" del sector, destacó.