Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi el 60% del capital de Iberdrola opta por recibir el dividendo en acciones

El 58,4% del capital social de Iberdrola ha optado por recibir el dividendo flexible de la compañía en acciones, según el resultado de la última edición del programa de la energética, correspondiente a lo que habría sido el dividendo complementario con cargo a los resultados del ejercicio 2016.
Para hacer frente al resultado de esta nueva edición del dividendo flexible, la compañía emitirá 77,51 millones de nuevas acciones, lo que supone ampliar su capital social en un 1,242%. Está previsto que estos nuevos títulos comiencen a contratarse de forma ordinaria el próximo 28 de julio, informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Por su parte, los titulares de 2,596 derechos de asignación gratuita han optado por acogerse al compromiso de compra asumido por Iberdrola, fijado en 0,147 euros brutos por acción. En consecuencia, la empresa ha adquirido los indicados derechos por un importe bruto total de 381,72 millones de euros.
La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán completa así la retribución con cargo al ejercicio 2016, que ha ascendido a 0,312 euros brutos por acción, un 11% más que la correspondiente al año 2015.
La energética avanza así en su compromiso de incrementar la remuneración anual de sus accionistas en línea con la evolución de sus resultados. El beneficio neto del grupo en 2016 ascendió a 2.705 millones de euros, un 11,7% más que en 2015.
De acuerdo a la actualización de perspectivas estratégicas 2016-2020 presentadas el pasado mes de febrero, Iberdrola prevé continuar incrementado la remuneración al accionista hasta alcanzar los 0,37-0,40 euros brutos por acción en 2020 y estableciendo, en todo caso, un suelo de 0,31 euros brutos por acción durante el periodo.
La remuneración de 0,312 euros brutos por título con cargo a 2016 se ha compuesto de 0,135 euros brutos por acción abonados el pasado mes de enero, 0,03 euros brutos por título en efectivo que Iberdrola pagó el 7 de julio y los 0,147 euros brutos por acción de precio garantizado que la empresa se comprometió a abonar a aquellos accionistas que optasen por vender sus derechos a la compañía.