Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los camioneros estiman una pérdida de hasta 2,40 millones por cada día de huelga en los puertos

Los camioneros estiman que los paros convocados en los puertos por los estibadores generarán una pérdida de hasta 2,40 millones de euros por cada día de huelga al sector del transporte de carga por carretera.
Así lo estima la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), principal patronal del sector, que añade a esta pérdida el coste de imagen que también genera la huelga, por el hecho de que los transportistas no puedan cumplir el plazo de entrega pactado con las empresas clientes a las que prestan servicio.
La confederación estima entre 5.000 y 6.000 el número de camiones que se verán afectados por el paro de los estibadores. Se trata de la flota de vehículos de carga que normalmente se dedican a transportar mercancías hasta y desde los puertos.
CETM estima que la paralización de estos camiones por falta de actividad genera un coste de entre 350 y 400 euros por vehículo y día, lo que, dada la flota total de vehículos que trabajan en los puertos, eleva hasta un máximo de 2,40 millones el coste total de la huelga para el sector.
PERJUICIO A LARGO PLAZO.
No obstante este impacto económico, la patronal considera que el principal perjuicio de la huelga es el que puede generar al país y a su economía a largo plazo.
"España se está jugando su papel como plataforma logística del Sur de Europa", señalan desde la Confederación, que advierten de la posibilidad de que los puertos españoles pierdan de forma definitiva tráficos en favor de puertos de otros países.
En este sentido, la patronal de camioneros instó a solventar el conflicto de la estiba y a cambiar las condiciones de trabajo de este colectivo para que el transporte portuario sea competitivo en comparación al de otros países.