Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las grandes plazas europeas acusan el temor a la quiebra griega

La bolsa de Madrid, en verde por segundo día consecutivocuatro.com

El Ibex baja un 1,54% lastrado por Santander y BBVA

El Ibex 35 ha cedido un 1,54% en una jornada marcada por el descalabro de Dexia y el anuncio de que la entidad recibirá una nueva ayuda del Estado, si bien el selectivo ha mantenido la cota de los 8.200 puntos, a pesar de las pérdidas registradas en los bancos cotizados, sobre todo en Santander y BBVA.
En concreto, la entidad presidida por Emilio Botín se ha dejado un 1,53%, en tanto que BBVA ha cerrado la jornada con una reducción de su valor del 1,06%. Bankinter, Caixabank y Bankia han completado el desplome de los títulos bancarios, al anotarse pérdidas del 3,05%, 2,78% y 1,64%.
Las mayores caídas estuvieron protagonizadas por Sacyr Vallermoso, con un recorte del 6,94%, Gamesa (-5,29%) y Ferrovial (-5,07%). Abengoa, que regresó al parqué a las 10.30 horas tras anunciar que recibirá una inyección de capital de 300 millones de euros en efectivo por parte del fondo estadounidense First Reserve Corporation (FRC), se anotó la segunda mayor pérdida del día, con un recorte del 5,74%.

Los rumores reavivados de una quiebra de Grecia tras el reconocimiento del país heleno de que no cumplirá con el ajuste presupuestario exigido por Bruselas y la previsión de Goldman Sachs de que España entrará en recesión han pesado en el ánimo de los inversores, que han preferido las ventas. Sólo se salvaron de los recortes FCC (+2,77%), Mapfre (+1,89%) y Banco Popular (+0,35%).

Todo esto unido al mal dato de paro registrado en septiembre, con casi 100.000 nuevos desempleados, ha aumentado también la presión en los mercados de deuda, de modo que la prima de riesgo española se ha mantenido en los 338 puntos básicos. La rentabilidad exigida a los bonos italianos a 10 años también se incrementaba, hasta los 377 puntos básicos.
El temor a una nueva recaída ante una eventual quiebra de Grecia y el inicio de una segunda recapitalización de la banca europea por el recrudecimiento de la crisis de deuda han arrastrado al resto de plazas europeas al terreno negativo.
"Es un día más, hoy tocaban caídas", se resignó el analista de Atlas Capital Ignacio Cantos, quien aseguró a Europa Press que se espera un "ajuste" de las subidas vividas en los primeros días de la semana pasada.
Las pérdidas en las principales plazas europeas las ha encabezado el Dax alemán (-2,64%), seguido del Footsie de Londres (-2,47%) y del Cac parisino (-2,33%). Mientras, el inicio de sesión en Wall Street también se ha decantado por las caídas (-1,49%), ante los datos negativos macroeconómicos del día.
El más que previsible paquete de nuevas ayudas para Dexia también acentúan en los inversores las dudas en torno a los 'stress test' realizados en julio, a lo que el analista de Atlas Capital agregó: "Las pruebas de resistencia no sirven para nada por el apalancamiento".
A la epera del BCE
Ante la posibilidad de que el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, decida o no rebajar los tipos de interés del 1,50% actual en la reunión del próximo 6 de octubre, Cantos cuestionó que Trichet "vaya a dar su brazo a torcer" cuando la inflación de la eurozona está por encima del 2%.
"Al BCE no le importa el crecimiento", resumió el analista, quien no dudó de que el sucesor de Trichet, Mario Draghi, adopte también la "misma regla" durante su mandato: controlar la inflación