Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio de la flota pesquera europea creció más de un 50% en 2014, hasta los 770 millones

La flota pesquera europea registró unos beneficios netos de 770 millones de euros en 2014, más de un 50% por encima de las ganancias del año anterior, cuando fueron de 500 millones de euros, según el último informe anual elaborado por la Comisión Europea, que también prevé beneficios "récord" hasta 2016.
Los ingresos totales de la flota pesquera comunitaria en 2014 alcanzaron los 7.250 millones, de los cuales 7.100 correspondieron a la venta de pescado y el resto a otros ingresos. Los costes totales registrados en ese año fueron de 6.400 millones, de los cuales un 38% fueron costes laborales y un 24% correspondieron a gasto en combustibles.
El valor añadido bruto (GVA por sus siglas en inglés), que mide la contribución directa del sector pesquero a la economía a través de los salarios y los beneficios, creció un 11% con respecto a 2013, hasta los 3.700 millones de euros.
No obstante, aunque la flota comunitaria en su conjunto fue rentable en 2014, un total de 10 Estados miembros registraron pérdidas netas, por lo que el estudio deduce que hay "espacio" para mejorar en el plano económico. Los diez países con pérdidas fueron Bulgaria, Chipre, Grecia, Malta, Bélgica, Croacia, Lituania, Polonia, Finlandia y Suecia.
España registró, por contra, un margen de beneficio neto del 16,5%, el tercer porcentaje más alto de la UE sólo superado por Eslovenia (35,7%) y Reino Unido (18,3%). Irlanda, Letonia, Estonia y Portugal también tuvieron en 2014 un margen de beneficio superior al 10%.
Algunos de los factores que han contribuido a unos mayores beneficios han sido la recuperación de algunos caladeros de bacalao, platija y caballa en el mar del Norte, o de arenque en el mar Báltico. También enumera el informe los mayores Totales Admisibles de Capturas (TAC) y desembarcos de, por ejemplo, caballa, merluza y rape en todas las regiones del Atlántico noreste.
Además, Bruselas cree que ha podido contribuir la reducción continuada tanto del precio como del consumo de combustibles, debido a técnicas más eficientes, unos mayores precios medios de venta de algunas especies importantes como la solla, la cigala o el boquerón o anchoa del Mediterráneo y un mejor equilibrio entre la capacidad y las oportunidades pesqueras.
El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha destacado que la tendencia positiva de los últimos años "ha resultado en unos mayores salarios para los pescadores, mayores beneficios para el sector pesquero y más valor añadido para las comunidades pesqueras y costeras europeas".