Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bancos españoles ganan 3.465 millones en el primer trimestre, un 17% más

Los grupos bancarios españoles contabilizaron un resultado atribuido de 3.465 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, lo que representa un incremento del 17% en relación con el mismo periodo del año precedente, según ha informado la Asociación Española de Banca (AEB).
La patronal bancaria explica que el ascenso de los beneficios es atribuible a una mejoría en todos los márgenes representativos de la actividad de las entidades, tanto en importes como en rentabilidad sobre activos totales medios (ATM).
En concreto, el margen de intereses se ha elevado un 6,7%, hasta los 14.811 millones de euros, mientras que los ingresos por comisiones han alcanzado los 4.834 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual del 13,1%.
El margen de intereses se ha incrementado hasta el 2,28% de los activos totales medios, desde el 2,12% anterior, mientras que las comisiones netas suponen un 0,74% de rentabilidad sobre activos medios, nueve puntos básicos por encima del dato de marzo de 2016.
Por su parte, la morosidad de los grupos bancarios españoles se ha reducido en más de medio punto porcentual, situando el ratio de mora en el 5,5%, con un nivel de cobertura del 66%, frente al 64% anterior.
El margen bruto también se ha visto incrementado gracias a una contribución positiva de 1.720 millones de euros procedente de los resultados por operaciones financieras --netos de los relativos a las diferencias de cambio--, que han sido generados a partes iguales por las carteras de negociación y activos disponibles para la venta. Los resultados por operaciones financieras representan un 0,27% de los ATM, frente al 0,22% del año anterior.
De este modo, el margen bruto ha alcanzado los 21.883 millones de euros, un 9,2% por encima de su nivel a marzo de 2016. En este punto, la AEB incide en que los gastos de explotación se han elevado un 3,6%, por debajo del crecimiento del margen bruto, lo que permite que la ratio de eficiencia retorne a niveles por debajo del 50%.
Asimismo, la patronal bancaria ha indicado que la intensidad en el esfuerzo de provisiones y dotaciones se ha mantenido en el primer trimestre. Las provisiones representan el 0,79% de los ATM en el trimestre, porcentaje superior al correspondiente al mismo periodo de 2016, pero seis puntos básicos menor al esfuerzo medio trimestral realizado en el conjunto del ejercicio 2016.
Después de impuestos, el resultado consolidado se eleva a 4.381 millones de euros, lo que representa un ROA del 0,67%, frente al 0,55% obtenido en marzo de 2016, mientras que el ROE alcanza el 7,05%, 85 puntos básicos por encima del registrado un año antes, con un volumen de fondos propios medios un 3% mayor que el del mismo trimestre del año anterior.
BALANCE CONSOLIDADO
El agregado de los balances consolidados de los bancos creció un 0,08%, por lo que continúa con el crecimiento "moderado" observado en los dos ejercicios anteriores, mientras que el crédito a la clientela se elevó un 1,1%, hasta 1,5 billones de euros.
Por su parte, los depósitos de la clientela se incrementaron un 1,8%, hasta 1,4 billones de euros. A su vez, la ratio de préstamos sobre depósitos --Loan to Deposit-- se mantiene en el 110%, mientras que la diferencia entre ambas magnitudes --el denominado 'gap comercial'--, se reduce en 7.114 millones de euros y representa menos del 9% del crédito.
La posición neta tomadora con bancos centrales y entidades de crédito, con un saldo de 81.719 millones de euros en términos agregados netos, se han reducido en 20.021 millones de euros desde marzo de 2016, lo que supone un descenso cercano al 20%.
En este orden de magnitud, han disminuido igualmente tanto los valores negociables emitidos (-14.055 millones) como las carteras de instrumentos de renta fija (-20.140 millones). La disminución de estas últimas ha ido acompañada de cambios estructurales positivos para la cartera de inversión a vencimiento, que ha duplicado su saldo durante los últimos doce meses, explica la AEB.
Los grupos bancarios de la AEB han continuado con la línea de reforzamiento de sus fondos propios que mantienen "ininterrumpidamente" desde el inicio de la crisis. A finales de marzo de 2017 estaban en niveles muy próximos al máximo alcanzado en septiembre de 2016, tanto en valores absolutos contabilizados, más de 197.484 millones de euros, como en su peso sobre el total de los activos, el 7,6%.
Por su parte, los recursos propios computables, medidos por la ratio de CET1, se sitúan en el 11,8%, frente al 12,1% registrado un año antes tras los ajustes y saneamientos realizados al cierre del ejercicio 2016.
ESTADOS FINANCIEROS INDIVIDUALES
Si se tiene en cuenta el balance individual, los bancos españoles incrementaron un 12,8% sus resultados, hasta 2.260 millones de euros durante el primer trimestre de 2017. Por su parte, el margen de intereses se mantiene en 3.277 millones de euros --un 0,94% de los ATM--.
Las comisiones netas, no obstante, han ascendido un 9,4%, hasta los 1.563 millones de euros gracias a un mayor crecimiento de los ingresos que de los gastos.
El resultado de la actividad de explotación ha crecido un 9%, hasta 2.773 millones de euros, mientras que el margen bruto ha crecido un 7,3% hasta 8.089 millones de euros.
Asimismo, la morosidad ha caído hasta el 9,74%, desde el 10,54% del primer trimestre del año pasado, con un nivel de coberturas que ya alcanza el 63%, desde el 57% registrado en marzo de 2016.