Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El banco suizo UBS gana un 46,7% menos en 2016

El banco suizo UBS obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.306 millones de francos suizos (3.092 millones de euros) en 2016, una cifra que representa una caída del 46,7% respecto al año anterior, informó la entidad.
La cifra de negocio por operaciones del banco suizo entre enero y diciembre sumó un total de 28.320 millones de francos suizos (26.488 millones de euros), un 7,5% menos.
En concreto, durante el ejercicio 2016 UBS experimentó una caída del 4,7% de sus ingresos por intereses netos, mientras que los ingresos por comisiones disminuyeron un 4,3% y los ingresos por intermediación bajaron un 13,8%.
En el cuarto trimestre de 2016, la entidad obtuvo un beneficio neto atribuido de 738 millones de francos suizos (690 millones de euros), un 10,7% por debajo del resultado del mismo periodo de 2015, mientras sus ingresos por operaciones se mantuvieron estables (+0,37%) en 7.055 millones de francos suizos (6.599 millones de euros).
Por otro lado, la entidad helvética informó de que a cierre del pasado ejercicio había logrado un ahorro de costes anual de 1.600 millones de francos suizos (1.496 millones de euros), lo que supone una mejora de 1.100 millones de francos suizos (1.029 millones de euros) respecto al año anterior y coloca al banco en vías de cumplir su objetivo de 2.100 millones de francos suizos (1.964 millones de euros) al final de 2017.
"A pesar de un entorno de mercado muy difícil en 2016, hemos alcanzado unos resultados sólidos", declaró Sergio P. Ermotti, consejero delegado de UBS, aunque advirtió de la "persistente aversión al riesgo" de los clientes de la entidad.
De cara al futuro, UBS destacó que, a pesar del impacto en los volúmenes derivado de la incertidumbre macroeconómica, las tensiones geopolíticas y la división política, ha empezado a ver una mejoría de la confianza de los inversores, principalmente en EEUU, lo que podría resultar beneficioso para el negocio de gestión de patrimonios.
No obstante, el banco señaló que los tipos de interés más bajos e incluso negativos en Europa y Suiza siguen representando "vientos en contra" para la generación de ingresos por intereses netos, que podrían compensarse por el efecto de mayores tipos de interés en dólares.