Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca suavizará las condiciones para conceder créditos a las familias

Banco de EspañaReuters

Las entidades financieras españolas prevén que en el tercer trimestre del año mejoren las condiciones de acceso a los mercados mayoristas y que los minoristas se mantengan sin cambios. Además, esperan que los criterios de préstamo a los hogares se relajen pro primera vez desde el inicio de la crisis, según la Encuesta sobre préstamos bancarios en España recogida en el Boletín del Banco de España del mes de julio.

De cara al trimestre en curso, las instituciones españolas esperan que los criterios de aprobación de nuevos préstamos a las sociedades no financieras se mantengan estables. Sin embargo, apuntan que se relajarían ligeramente los relativos a hogares, tanto para la compra de vivienda como para consumo y otros fines, algo que no sucede desde el inicio de la crisis en 2007.
En cuanto a las peticiones de crédito de las familias para la compra de vivienda, éstas volverían a registrar una reducción similar a la contemplada en los meses de abril a junio. Por el contrario, se incrementarían algo las solicitudes de financiación para consumo y otros fines y las provenientes de sociedades, revirtiéndose así la senda descendente de los últimos trimestres.
Para la segunda mitad de este año, las entidades encuestadas esperan una reducción de sus activos ponderados por riesgo y un aumento de su capital como consecuencia de los cambios regulatorios, tal y como ocurrió en los primeros meses del año.
Según subraya la institución que dirige Luis María Linde, esto no conllevaría ninguna variación, "ni en los criterios de aprobación ni en los márgenes aplicados en España, pero sí un leve endurecimiento en los correspondientes a la Unión Europea".
SEGUNDO TRIMESTRE
Durante los meses de abril a junio, los criterios de aprobación de préstamos a hogares y empresas en España permanecieron sin cambios tras dos trimestres consecutivos de ligeros endurecimientos. En este tiempo, las condiciones de acceso a la financiación minorista se mantuvieron estables, tanto en los depósitos a corto como en los de largo plazo, según las entidades encuestadas.
Por su parte, las condiciones de acceso a los mercados mayoristas mejoraron en la mayoría de ellos, siendo algo superiores las de la zona euro. Los cambios en los requerimientos de capital no han tenido "prácticamente efecto alguno" sobre los criterios de aprobación de préstamos de las entidades en España en los últimos seis meses, salvo en el segmento de grandes empresas, en el que ha habido endurecimiento. En la UE han contribuido a una ligera reducción de la oferta.
El Banco de España explica que el retraimiento de las concesiones de nuevos créditos se debió a que las expectativas sobre la actividad económica en general habrían continuado ejerciendo un impacto negativo sobre la oferta de fondos, del mismo modo que ha pasado en sectores o empresas concretas. En este periodo de tiempo, las condiciones de los préstamos tendieron a hacerse más restrictivas, aunque marginalmente.
Así, la demanda de fondos experimentó una ligera moderación en el ritmo de descenso de las solicitudes procedentes de España y de la zona euro. En el sector de hogares, los criterios de aprobación de préstamos para la adquisición de vivienda se mantuvieron sin cambios en España.
En los tres primeros meses del año, las solicitudes de fondos para compra de vivienda se vieron afectadas negativamente por el adelanto de decisiones de adquisición de inmuebles al año 2012 por motivos fiscales, un efecto que desapareció entre abril y junio de 2013.