Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gran banca aportará hasta 16.000 millones al plan de pago a proveedores

El Banco Santander es la empresa española mejor ubicada en el ránking de los que más invierten de la UE en I+D que dedicó el año pasado 1338 millones de euros.ARchivo EFE

Banco Santander, BBVA, La Caixa y Bankia destinarán cada una entre 3.500 y 4.000 millones

La gran banca (Banco Santander, BBVA, La Caixa y Bankia) participará con una financiación total de hasta 16.000 millones de euros en el plan de pago a proveedores aprobado por el Gobierno, cuyo importe asciende a 35.000 millones de euros, según confirmó el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre.
En concreto, las cuatro grandes entidades del sistema financiero español destinarán cada una entre 3.500 y 4.000 millones de euros a este plan.
"Es un plan de financiación sin precedentes en la economía española de hasta 35.000 millones de euros", afirmó Jiménez Latorre durante su intervención en el XIX Encuentro Financiero organizado por Deloitte y ABC.
Por su parte, Banco Popular y Banco Sabadell aportarán entre 2.500 y 3.000 millones de euros, respectivamente, mientras que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) contribuirá con en torno a 7.000 millones de euros y otras entidades financieras destinarán el resto hasta alcanzar la cifra total del plan de 35.000 millones de euros.
El 'número dos' de Economía señaló que "prácticamente todas" las entidades financieras se han mostrado a favor de participar en este mecanismo de financiación, que se ha desarrollado para que sea "asumible" por los prestatarios a un plazo de 10 años.
El Congreso de los Diputados convalidó el pasado 29 de marzo el mecanismo de pago a proveedores aprobado por el Gobierno, al que se podrán acoger ayuntamientos y comunidades autónomas para pagar, a partir de mayo, las facturas que tienen pendientes con proveedores.