Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tareas de los autónomos podrían verse "más valorizadas" con la digitalización, según Afi

El director asociado de Analistas Financieros Internacionales (Afi), José Antonio Herce, ha afirmado este martes que las tareas que realizan los autónomos "son más susceptibles de verse valorizadas como consecuencia de la digitalización", además de que dentro de esta 'revolución' hay una "gran oportunidad" para el colectivo si se hace lo que se debiera.
"Ya se especula con que en la digitalización hay una oportunidad como la que hubo en otras revoluciones industriales y si se hace lo que se debiera. Las tareas que realizan los autónomos son más susceptibles de verse valorizadas como consecuencia de la digitalización", dijo Herce durante la presentación de la 'Guía para los autónomos: diez medidas básicas para proteger su negocio', elaborada por la Fundación Mapfre.
Herce destacó, además, que el mundo de los autónomos es "verdaderamente interesante" y que cuando se descubren las "capas importantes de la cebolla es verdaderamente ilusionante", añadiendo que uno de los grandes retos para el colectivo es que haya una "equiparación normativa" en cuanto a obligaciones y derechos.
"El universo de los autónomos es muy importante en el plan económico y en el pan social por las funciones que desempeña y por el peso que tiene. Sus funciones se van a ver acrecentadas porque la evolución de la economía y la evolución disruptiva de la sociedad van a ponerlas en tensión, pero el autónomo tiene posibilidades de salir airoso de este proceso", subrayó.
Por otro lado, el director asociado de Afi destacó que la realidad económica de los autónomos es de "primerísima magnitud", algo que todos entienden y reivindican, pero que es una "realidad que requiere análisis y caracterización porque es profundamente heterogénea".
"La heterogeneidad del sector no facilita su promoción social. El marco normativo, formativo y funcional ha de normalizarse. Hay un problema de percepción social que emerge de una desconsideración sistemática", agregó. Por último, Herce resaltó la "capacidad de adaptación, flexibilidad y resistencia" del colectivo haciendo referencia a los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) esta misma mañana.
"Hay 3,1 millones de trabajadores autónomos, un 17,6% de todos los ocupados, por lo que es un colectivo muy importante numéricamente. De los 3,3 millones de empresas con forma jurídica de este país, nos encontramos que 1,8 millones están encabezadas por un autónomo, estamos hablando del 84% de las sociedades. Y un millón de autónomos son empleadores, tienen a un asalariado o más asalariados a su cargo", apuntó.