Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La aprobación de proyectos bajo el plan Juncker va "por el buen camino" pero los pagos se retrasan, según EY

El número de proyectos aprobados para recibir financiación a través del plan de inversiones de la Unión Europea, conocido como 'plan Juncker', va "por el buen camino", pero las firmas de los mismos y los desembolsos se están "quedando atrás", según un estudio publicado este lunes por Ernst&Young.
El informe de la consultora destaca en sus conclusiones que en el primer año se ha alcanzado el objetivo de proyectos aprobados, pero que las firmas de proyectos de financiación y de los pagos "se están quedando atrás", debido especialmente a los largos periodos de preparación, por lo que se espera un incremento en los próximos años.
Según Ernst&Young, el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI), el principal instrumento del plan de inversiones, permite al Banco Europeo de Inversiones incrementar su capacidad de absorción de riesgos, una cuestión "relevante" en el mercado actual y dada la "predominante" brecha de inversiones en Europa.
Otro punto positivo que subraya la consultora es que el multiplicador esperado está cerca de alcanzarse con la carpeta actual de proyectos: según los datos disponibles el 30 de junio de este año, el multiplicador esperado era del 14.1, mientras que el objetivo es alcanzar un multiplicador de 15 puntos.
En cualquier caso, el estudio destaca que hay una "seria preocupación" sobre la aplicación geográfica, puesto que trece países (entre los que se encuentran los Estados miembros del Este) han recibido únicamente el 9% del apoyo del EFSI, mientras que los 15 restantes han recibido el 91% de la financiación.
Esta diferencia, cree la consultora, está relacionada con la capacidad limitada en el desarrollo de proyectos de estos países, su falta de experiencia en asociaciones público-privadas, la competencia del 'plan Juncker' con los fondos estructurales y de inversión y el tamaño de sus mercados de capital riesgo.
Con respecto a este punto, entre las recomendaciones que recoge el informe de cara al futuro está la de investigar más a fondo las necesidades específicas y los espacios de mercado en los países que hacen menos uso del plan de inversiones, a din de abordar las necesidades de estos Estados miembros.
También apuestan por encontrar mejores soluciones para apoyar la financiación de pequeños proyectos bajo la Ventana de Infraestructuras e Innovación (IIW por sus siglas en inglés), así como continuar el desarrollo de nuevos productos "a medida" para financiación de alto riesgo y revisar "de cerca" los procedimientos e investigar cómo pueden ser optimizados.
BRUSELAS: EL ESTUDIO REFUERZA LA IDEA DE EXTENDER EL PLAN
En una primera reacción, la Comisión Europea ha valorado que esta evaluación independiente confirma que el EFSI funciona para movilizar inversiones adicionales en la economía real y ha destacado el hecho de que permita al BEI asumir más riesgos, que la garantía presupuestaria de la UE esté "funcionando bien" y que la financiación de pymes haya sido "un gran éxito".
En este sentido, Bruselas considera que el estudio refuerza las razones para amplia y expandir el EFSI, como propuso el propio presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, en el discurso sobre el Estado de la Unión a mediados de septiembre, con el objetivo de contribuir a los logros sobre el fortalecimiento de la competitividad y el impuso a la inversión.
El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad,, Jyrki Katainen, ha asegurado que el estudio "respalda la dirección" en la que se está dirigiendo el plan de inversiones. "Nuestro objetivo siempre ha sido devolver puestos de trabajo a los europeos e impulsar el crecimiento. Los últimos datos muestran que vamos por el buen camino", ha apuntado.
Por su parte, el vicepresidente del BEI, Ambroise Fayolle, ha celebrado las conclusiones de Ernst&Young y ha subrayado que el informe establece que el EFSI es "relevante" en relación al tamaño de las inversiones esperadas y que "contribuye a abordar las brecas de mercado a través de financiación riesgo, soluciones a medida y nuevos productos".
Los Estados miembros y el Parlamento Europeo están examinando la propuesta de Bruselas para extender la capacidad y la duración del 'plan Juncker'. Hasta el momento, las operaciones aprobadas representan un volumen de financiación total de 24.800 millones de euros y se espera que desencadenen una inversión total de 138.300 millones.