Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Angela Merkel rechaza una prosperidad basada en el crédito

El Gobierno cree que España recibirá recapitalización directaREUTERS

La canciller alemana, Angela Merkel, ha rechazado este viernes en una entrevista al diario alemán 'Bild' que la prosperidad de los países europeos esté basada en el crédito, y ha defendido la importancia de seguir adelante con las reformas destinadas a fomentar la competitividad de estas economías.

En la entrevista, Merkel destacó que todos los países del Sur de Europa han puesto "más o menos en marcha" las reformas necesarias para entrar en una senda sólida, aunque reconoció que implicarán "recortes dolorosos" que sufrirán muchos ciudadanos.
Sin embargo, incidió en que debe quedar claro que en el largo plazo que cada país debe vivir de aquello que genera y debe tener una "economía competitiva" con una base industrial, "grande o pequeña". Así, añadió que debe quedar claro para todos que el bienestar basado en el crédito ya no es una opción.
Merkel se mostró contenta con la estabilización de la moneda única alcanzada en los últimos meses, pero subrayó que esto no es suficiente, ya que hay que lograr que Europa salga de la crisis más fuerte de lo que entró en ella. "Quiero un continente fuerte que en el futuro pueda ofrecer a sus ciudadanos bienestar", afirmó.
En este sentido, incidió en que el Viejo Continente debe ser un actor "líder" a nivel mundial, y remarcó que, aunque los países de la zona euro se han vuelto más competitivos, "todavía queda mucho por hacer".
Asimismo, Merkel afirmó que el problema "más urgente" al que debe hacer frente es el desempleo juvenil, para lo que recordó que la Unión Europea ya ha destinado 6.000 millones de euros que se deben gastar de forma "rápida e inteligente". Además, defendió que una mayor movilidad de los trabajadores en Europa puede contribuir a solucionar este problema.
Por otro lado, la canciller señaló que las estadísticas que recogen que los españoles, los griegos o los chipriotas son más ricos que los alemanes están "distorsionadas", ya que en estos países los ciudadanos tienen más viviendas en propiedad, en especial de cara a la jubilación, mientras que en el país germano existen sistemas de pensiones diferentes que no se incluyen en la estadística, así como tampoco los bienes que poseen en el extranjero.