Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector agrícola en España, el cuarto que más generó en la UE en 2015

El sector agrícola español generó 45.500 millones de euros en 2015, el 11% del total de la Unión Europea y el cuarto que más generó del conjunto, según los datos de Eurostat publicados este lunes.
Sólo los sectores agrícolas de Francia (75.200 millones, el 18% del total), de Italia (55.200 millones) y el de Alemania (51.500 millones) generaron más ingresos que el español, según los datos del informe.
El sector agrícola generó un total de 411.200 millones de euros en 2015 en toda la Unión Europea, un 1,8% menos que el año anterior, especialmente debida a la caída en el valor de la producción de la ganadería (5,5%) sólo parcialmente compensada por el aumento del 3,3% del volumen de la producción.
El valor de la producción ganadera también cayó en España, si bien muy por debajo de la caída media europea, un 2,5% frente al 5,5%, mientras que el valor de la producción de los cultivos creció un 7,7% en España, por encima del 0,9% del aumento de media en Europa.
Las mayores caídas del valor de la producción ganadera se registraron en Dinamarca (15%), Estonia (14,1%) y Eslovaquia (12%) y en cambio el valor aumentó sobre todo en Irlanda (2,4%), Rumanía (1,8%) y Grecia (1%), mientras que en el caso de los cultivos, su valor creció sobre todo en Estonia (21,7%), Letonia (21,2%) y Lituania (14,6%) y donde más cayó fue en Luxemburgo (14,8%), Eslovaquia (11,5%) y Rumanía (10,8%).
Por lo que se refiere a los servicios agrícolas, España es el segundo país donde más cayeron, junto con República Checa (un 7% en cada caso), sólo por detrás de Rumanía (12,3%), aunque lejos de la caída media del 0,3%. En cambio, el valor de los servicios agrícolas creció sobre todo en Lituania (37,2%), seguido de Estonia (17,4%) y Eslovaquia (16,2%).