Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

14.000 afectados en la segunda jornada sin vuelos Spanair

222 vuelos serán suspendidos

14.000 pasajeros se verán afectados en el segundo día de cese de operaciones de Spanair. Su quiebra dejará 222 vuelos cancelados. Los aeropuertos más afectados serán Barajas y El Prat. Pero las cifras no terminan ahí, unas 4.000 personas perderán su puesto de trabajo debido al cierre. Mientras la empresa pide responsabilidades a la Generalitat, esta ha declarado que ha hecho todo lo posible y más por solventar la situación. Este sábado el Gobierno ha dado a conocer la cuantía de la multa a la que hará frente la aerolínea, que podría alcanzar los 9 millones de euros.
os 14.000 pasajeros afectos durante esta jornada, esperan poder ser recolocados en los vuelos de otras aerolíneas como Vueling, Iberia y Air europa, entre otras.
Los aeropuertos siguen llenandose de este tipo de pasajeros que se han quedado sin la posibilidad de viajar, y en su mayoría consideran indignante la actitud que tiene la aerolínea, que no ha explicado la situación a los pasajeros y se ha lavado las manos. "Me parece bastante indignante porque ahora nadie esta dando una solución de si se nos va a devolver el dinero de los vuelos cancelados y de los vuelos alternativos de otras compañías", ha sentenciado una de las pasajeras.
En un comunicado este sábado, cifra entre 4.000 y 5.000 los empleos directos e indirectos que dependían de la compañía, y asegura que el cese de operaciones ha sido "del todo inesperado" para la plantilla. Los trabajadores, que "esperan que la situación aun pueda revertirse", reclaman información directa sobre la situación actual y su futuro.
Tras el fin de la apuesta política y empresarial por Spanair, han indicado que se abren muchas incógnitas sobre el futuro de la estrategia de transportes del Aeropuerto de El Prat. "Consideramos que este escenario aleja de Catalunya el centro de decisiones político y estratégico sobre esta cuestión", han lamentado.