Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad inmobiliaria está todavía "muy lejos" de los niveles alcanzados en el 'boom', según Euroval

El tasador inmobiliario Euroval ha afirmado que la actividad inmobiliaria está todavía "muy lejos" de los niveles alcanzados hace una década.
En concreto, Euroval ha puesto de relieve, según datos de una simulación que ha realizado, que la actividad inmobiliaria en España es en la actualidad una cuarta parte de la alcanzada en el 'boom' inmobiliario.
Para la tasadora, la reciente crisis económica "sigue pasando factura" a la actividad del sector inmobiliario español. De hecho, ha puesto de relieve que las hipotecas constituidas, los ingresos y los gastos de construcción o las transacciones efectuadas están muy por detrás de los de hace 10 años.
Por regiones, mientras que en Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana o Cantabria, por ejemplo, la actividad inmobiliaria estaba en un 100% en 2004, en la actualidad se encuentra en el 13%. Además, las comunidades que están mejorando su actividad en este sector en comparación con 2004 son Baleares (45%), País Vasco (28%) o Navarra y Extremadura (22% en ambas).
Según Euroval, "no hay casos conocidos de sectores económicos con un peso similar en el PIB de un país, como el que tuvo el inmobiliario en su momento de mayor auge, que sufran en menos de una década pérdidas que superan el 80%".
La tasadora considera que las tasaciones sobre viviendas y la oferta de viviendas son los indicadores "claves" que reflejan esta caída. En concreto, en 2006 los niveles de tasación rondaban los 1,3 millones de procedimientos, frente a los 625.000 actuales.
En 2016, la comunidad con mayor número tasaciones fue Andalucía, con 129.200. Por detrás, le siguen Cataluña, con 120.400; Madrid, con 85.300, y la Comunidad Valenciana, con 76.700.
Sobre la oferta de vivienda, las conclusiones de Euroval han destacado el "comportamiento anómalo" de la demanda de vivienda en España, ya que "pese al importante ajuste de precios", se observa "una débil demanda ante la incertidumbre de la economía y el empleo".
Los datos de la tasadora también señalan que este "débil" crecimiento se ha concentrado en las viviendas principales sobre todo, que han pasado de las 15 millones de unidades de 2004 a las 18 millones del pasado año.
La evolución de viviendas terminadas estaba en torno a 536.600 inmuebles, casi el doble de las iniciadas en ese año, mientras que en 2016 estas cifras fueron de 50.351 y 34.351 unidades, respectivamente. Para Euroval, es de "suponer" que el mercado tenderá a aumentar al menos en los próximos dos años.