Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las "acrobacias verbales" de Draghi centrarán el interés de la reunión del BCE

La reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) tendrá este jueves como principal foco de atención las "acrobacias verbales" de Mario Draghi, quien buscará el equilibrio entre un mensaje demasiado complaciente o algo más agresivo, con el objetivo de preparar a los mercados para el goteo de anuncios con los que desde el próximo mes de septiembre la institución irá paso a paso acercándose a la normalización de sus políticas, según los analistas consultados por Europa Press.
"El discurso de Draghi en Sintra ha liberado al genio de la botella, dando a entender que en algún momento la política ultra laxa llegará a su fin", señalan los analistas de ING, quienes apuestan por que la reunión del jueves será "liviana en nuevas acciones", aunque Draghi tendrá por delante el reto de mantener vivas con "acrobacias verbales" las ilusiones sobre el tapering a la vez que garantiza a los mercados que hasta enero no habrá variaciones.
En este sentido, Javier Urones, analista de Xtb, señala que un mensaje demasiado 'dovish' del presidente del BCE "supondría un varapalo para el sector financiero", mientras que una postura muy 'hawkish' podría dar al traste con la expectativa de que el BCE empiece 2018 con políticas expansivas.
En cualquier caso, el experto apunta que el BCE esperará hasta después del verano y probablemente de las elecciones alemanas de septiembre para ofrecer más pistas sobre cómo y cuándo acabará su programa de compras.
Por su parte, Franck Dixmier, director global de renta fija de Allianz Global Investors, espera que Draghi repita su mensaje en cuanto a la política, incluso si simplemente aprovecha la oportunidad para anunciar lo que piensa hacer en septiembre.
"GRADUAL", "LENTO" Y "PRUDENTE", PALABRAS CLAVE.
"Compartimos la opinión de consenso de que el 'tapering' comenzará a principios del próximo año, con la primera subida de los tipos de depósitos a partir de entonces", añade Dixmier, subrayando que el italiano hará hincapié en tres palabras: "gradual", "lento" y "prudente".
No obstante, desde Bank of America Merrill Lynch (BofAML), los analistas apuntan la posibilidad de que el Consejo del BCE endurezca "marginalmente" su discurso y apuestan por que retirará la posibilidad de ampliar sus compras de activos, después de que en la reunión del pasado mes de junio la institución retirase la opción de bajar más los tipos de interés de su estrategia de futuro.
"Pensamos que Draghi necesitará 'asumir Sintra' y seguir preparando al mercado para el 'tapering', lo que en la práctica puede suponer la retirada de la opción de ampliar el QE al mismo tiempo que se deja claro que aún será necesario un estímulo sostenido", añade el banco estadounidense.