Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido (BME) espera que los planes de salidas a Bolsa retrasados tras el Brexit se retomen en 2017

La rentabilidad por dividendo de la Bolsa española lidera el ranking mundial y supera a cierre de octubre su promedio mensual de los últimos 28 años
El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, ha admitido que "muchos" planes de salidas a Bolsa se han retrasado ante el "frenazo" experimentado en el mundo y sobre todo en Europa tras el Brexit. Ahora bien, prevé que las empresas retomen estos proyectos de cotizar en el mercado en el próximo año.
"El frenazo experimentado en todo el mundo por las salidas a Bolsa, en especial en Europa tras el Brexit, está retrasando muchos planes de salidas a Bolsa, que creemos se retomarán en 2017", ha confiado Zoido durante su tradicional discurso de Navidad en el Palacio de la Bolsa.
El presidente de BME ha recordado que 22 empresas han salido a cotizar en España hasta noviembre, de las que cuatro han debutado en la Bolsa y 18 en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). "La Bolsa española ha sido uno de los mercados europeos más activos. Esperamos que el próximo año las empresas retomen sus proyectos de cotizar en el mercado", ha enfatizado.
La actividad mundial de salidas a Bolsa se redujo entre enero y septiembre de este año un 23% en número de operaciones y un 39% en volúmenes captados respecto al mismo periodo de 2015. En la última década, la Bolsa española ha facilitado más de 460.000 millones de dólares de nuevos flujos de inversión y financiación a las cotizadas.
Zoido ha reivindicado el papel desempeñado por la Bolsa española en la mejora de las condiciones de financiación para las empresas, puesto que ha facilitado financiación por valor de 27.000 millones hasta noviembre, sobre todo mediante ampliaciones.
MÁS SOCIMIS EN EL MAB PARA LO QUE RESTA DE AÑO.
"Las empresas están obteniendo mayor financiación porque los mercados hemos podido suplir las carencias de los canales tradicionales. Hemos ayudado a que sean más competitivas y sigan creciendo; a diversificar sus fuentes de financiación", ha defendido. BME confía en que nuevas empresas y socimis se incorporen al MAB en las dos últimas semanas del año.
En el repaso de los mercados durante 2016, el presidente de BME ha puesto en valor que las cotizadas han distribuido a sus accionistas 24.743 millones en dividendos, cifra que representa el 98% de la retribución total y con un crecimiento del 0,89% frente a lo registrado en los mismos once meses de 2015.
Desde el año 2000, las cotizadas en la Bolsa española han retribuido a los accionistas con 385.000 millones, de los que 363.000 millones han sido en forma de dividendos. Estas cifras equivalen en torno al 35-40% del valor del PIB español y el 88% de los importes se han repartido en los últimos 10 ejercicios. "Un período dominado por la crisis y la pérdida de riqueza y poder adquisitivo de muchos inversores en todo el mundo", ha subrayado.
De hecho, la Bolsa española sigue liderando el ranking de rentabilidad por dividendo entre las principales Bolsas desarrolladas del mundo. A cierre de octubre alcanzaba el 4,6%, cerca de 0,4 décimas porcentuales por encima de su promedio mensual de los últimos 28 años.
"La elevada rentabilidad por dividendo se mantiene en los últimos años y se consolida como una seña de identidad del mercado de valores español", se ha congratulado Zoido, quien ha insistido en que la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española es desde hace ya casi 10 años "la más elevada" de entre las Bolsas desarrolladas del mundo y su promedio (basado en datos mensuales) en los últimos 30 es del orden del 4%, también el más alto en la comparación internacional con otros mercados similares.
CAPITALIZACIÓN POR ENCIMA DEL BILLÓN DE EUROS.
A pesar de la caída de las cotizaciones, sobre todo por las dudas sobre los bancos, la capitalización de la Bolsa española se mantiene por cuarto año consecutivo en el entorno del billón de euros. Desde los mínimos de la crisis en 2011, el valor del mercado conjunto de las cotizadas españolas es hoy alrededor de 210.000 millones más alto que entonces.
De hecho, los mercados de valores del mundo han sufrido una caída generalizada de los volúmenes de contratación por los episodios de incertidumbres surgidos durante el año. La contratación de la Bolsa española ha llegado hasta noviembre a los 603.902 millones, que supone una disminución del 32,5%, en línea con el descenso de actividad en otros mercados internacionales, mientras que el número de negociaciones ha alcanzado 50,4 millones, reduciendo la caída al 12% frente a 2015.
Zoido ha recordado que los inversores extranjeros tienen la mayor participación de la Bolsa española, el 43,2% del valor del mercado al cierre del primer semestre, que apunta a un nuevo registro histórico. Mientras, las familias poseen el 23,4%, porcentaje muy superior a la media de Europa.
CONTINUAR CON LA REFORMA DEL SISTEMA DE COMPENSACIÓN Y LIQUIDACIÓN.
Tras la primera fase de la reforma del sistema de compensación y liquidación, que ha considerado un "éxito", Zoido ha avanzado que la segunda fase se pondrá en marcha en septiembre de 2017. Este nuevo paso consistirá en migrar todo el sistema a la plataforma paneuropea de liquidación centralizada, creada y gestionada por el BCE (el sistema conocido como Target2 Securities).
El presidente de BME, quien ha lamentado que la economía española haya convivido casi un año con un Gobierno en funciones, ha advertido sobre el reto de mantener el vigor del crecimiento. "Llega el momento de conocer y ver la fortaleza de la recuperación en cada país, salpicada de influencias externas", ha indicado.
2017: MARCADO OTRA VEZ POR LA POLÍTICA.
Para Zoido, el próximo año estará marcado por la política internacional y el cambio en las estrategias monetarias de Estados Unidos y "quizá" de Europa. Además, ha recordado que países claves del euro como Francia y Alemania celebrarán elecciones en un contexto de auge de partidos populistas. "Los mercados tendrán que afrontar estos y otros retos políticos y económicos que se aproximan", ha incidido.
Por ello, ha aprovechado para reivindicar una vez más la "fortaleza y la efectividad" del modelo de la Bolsa española. "Hoy más que nunca, muchas compañías cotizadas son de interés para los inversores internacionales. Podemos estar satisfechos de haber sido acicate en momentos tan complicados. Y aún nos queda mucho que aportar", ha garantizado.