Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La junta de Zinkia aprueba las cuentas reformuladas de 2015, que rebajan el beneficio a 28.328 euros

La junta general de accionistas de Zinkia ha aprobado este lunes sus cuentas correspondientes al ejercicio 2015, que arrojan un beneficio de 28.328 euros, más de 22 veces inferior al de 630.963 euros comunicado inicialmente, informó la compañía.
La junta de Zinkia ha dado el visto bueno a las cuentas tras ser reformuladas por el nuevo consejo de administración, al frente de la compañía desde el pasado mes de junio.
Así, durante 2015 los ingresos ascendieron a 6,71 millones de euros, el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 1,06 millones de euros.
Analizada la situación de la compañía, el consejo ha puesto de manifiesto que a finales de 2016 no podrán cumplirse las previsiones internas estimadas por el anterior equipo directivo.
La junta ha acordado asimismo revocar el plan de acciones que había sido aprobado a instancias del consejo de administración saliente en la junta celebrada el pasado 29 de junio de 2015.
Por su parte, el consejo ha comunicado que ha puesto en conocimiento del Juzgado de Instrucción tanto el desarrollo reglamentario de dicho plan de acciones impulsado por el anterior consejo como los blindajes de dos años de indemnización aprobados en favor de Jose María Castillejo, anterior presidente de la compañía, y otros altos directivos de la compañía, como el ex director general y la ex responsable legal, por considerarlos constitutivos de infracción penal.
DISOLUCIÓN DE FILIALES EN PANAMÁ
Otra de las decisiones tomadas por el nuevo consejo ha sido iniciar los procedimientos necesarios para llevar a cabo la disolución de las sociedades filiales que el anterior equipo directivo creó en Panamá, por considerar que no existe una justificación para su existencia, ni aporta ningún valor añadido a la actividad de la compañía.
Con el objetivo de paliar las consecuencias de la situación económica generada por el equipo de gestión anterior, el máximo órgano de gobierno actual ha comunicado que se ha puesto en marcha, desde el primer día, una política de ajustes y de reducción del gasto que permitirán ahorrar más de un millón de euros.
Entre otras medidas, se incluye la eliminación de cualquier retribución a favor del presidente, ya que expresamente ha renunciado a percibir dietas ni ningún otro emolumento; la reducción de la retribución del consejero delegado o la limitación de las dietas que puede percibir cada consejero.
El consejo también se ha mostrado optimista con respecto al futuro y ha anunciado que se está trabajando ya en un plan estratégico cuyo objetivo es optimizar los activos con los que cuenta Zinkia y situar a la compañía en los niveles de ingresos y beneficios "acordes" al éxito de la serie Pocoyó, su principal producción.