Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vodafone contribuyó con 5.245 millones a la economía española en su último ejercicio fiscal

La operadora invirtió 1.178 millones y aportó 35.302 empleos directos e indirectos
La contribución económica directa de Vodafone a España ha alcanzado los 5.245 millones de euros en su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, según el Informe Integrado 2015-2016 presentado por la operadora, que recoge que la compañía invirtió 1.178 millones de euros en el país en su último año fiscal.
En concreto, el informa detalla que la contribución de Vodafone a la economía española se distribuye entre 440 millones de euros a personas, 4.585 millones de euros a empresas y 220 millones de euros a administraciones públicas.
En esta línea, la compañía destaca que contribuyó con más de 35.302 empleos directos e indirectos durante el ejercicio 2015-2016, que cerró con una plantilla de 5.182 empleados. En lo referente al medio ambiente, afirma que ha evitado directa e indirectamente la emisión de 104.464 toneladas de CO2.
Asimismo, el informe recoge que Vodafone realizó compras de productos y servicios a proveedores por valor de 5.235 millones de euros, de los que el 84% fue a parar a proveedores locales. Estos procesos se han llevado a cabo bajo las directrices de su código de compras éticas y teniendo en cuenta criterios "éticos, sociales y ambientales".
Respecto a la inversión, destaca que los 1.178 millones de euros destinados en el ejercicio 2015-2016 se deben en parte al Proyecto Spring, que concluyó en marzo de 2016 tras dos años en vigor y que ha ayudado a la compañía a "liderar la introducción del 4G" en España, impulsar el despliegue de fibra y mejorar la experiencia de cliente.
Otras de las apuestas de la compañía en este ejercicio ha sido la de ofrecer mejores contenidos de televisión, destacando en especial la integración de Netflix en Vodafone TV o el lanzamiento de varios paquetes de fútbol.
PROCESO DE TRANSFORMACIÓN.
El presidente de Vodafone España, Francisco Román, ha remarcado que la compañía ha cerrado un ciclo de tres años "muy importante" en el que ha tenido que enfrentarse a los impactos negativos de la crisis y en el que se ha esforzado por recuperar competitividad y consolidar las mejoras llevadas a cabo.
En este sentido, ha remarcado que la palabra clave que define este periodo es "transformación", ya que ha pasado de ser una compañía de telefonía móvil a ser una empresa convergente gracias a los esfuerzos y a la inversión realizada, tanto en despliegue de red como con las adquisiciones de Tele2 y Ono.
Tras este periodo, Román ha asegurado que la compañía seguirá transformándose para ser una compañía de telecomunicaciones "convergente y digital" centrada en la satisfacción del cliente, para lo cual mantendrá un importante esfuerzo inversor.
Asimismo, el presidente de Vodafone España ha asegurado que también quiere que Vodafone sea una empresa "admirada y respetada", no sólo por sus resultados si no por la manera de conseguirlos, lo que pasar por ser vista como una empresa innovadora, socialmente responsable, indiscutible en el lado ético y un lugar atractivo para trabajar.