Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios heridos en una carga policial contra los trabajadores de Coca-Cola

El secretario de Política Sindical y Negociación Colectiva de CC.OO. de Madrid, Francisco José López, ha denunciado que se han producido varios heridos en la carga de la Policía en el entorno de la planta de Coca-Cola Iberian Partners en Fuenlabrada, entre los que se encuentran la vicealcaldesa de Fuenlabrada, Teresa Fernández, un representante sindical y una concejal de IU en Getafe.

Tres de los manifestantes heridos han acudido al Hospital de Fuenlabrada. Un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha confirmado a Europa Press que se ha trasladado a una manifestante al centro hospitalario al presentar una torcedura de tobillo, mientras que se ha atendido a un agente de policía por una herida superficial, y a otros dos manifestantes por contusiones.
López ha indicado que la situación está "más tranquila" que a primeras horas de la mañana, y que hay "una persona retenida en un furgón policial", si bien no se ha producido ningún detenido, han señalado desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
López que ha explicado que la Policía ha cortado las calles aledañas a la entrada de la fábrica para que no se pudieran acercar los trabajadores, y que sólo en la puerta del edificio hay "cinco furgones policiales y cuatro coches patrulla".
Leandro Pulido, miembro del comité de empresa, ha declarado que sobre las 7.30 de la mañana han empezado a llegar los primeros efectivos de la Policía Nacional, quienes han emplazado a los trabajadores que hacían guardia a las puertas de la misma, a que abandonaran la entrada de la fábrica. "Lo que quiere hacer la empresa es desmantelar para que no tengamos salida y no nos pudieran readmitir", ha declarado.
Pulido ha explicado que los trabajadores afectados por el ERE llevan más de un año acudiendo a la fábrica para reivindicar la readmisión en sus puestos de trabajo, y que lo único que quieren es que la empresa cumpla con la sentencia de la Audiencia Nacional, la cual declaró nulos los 821 despidos de Coca-Cola. "Tendríamos que estar readmitidos en esta empresa, no nos pagan los salarios desde el mes de noviembre y tampoco podemos cobrar paro", ha denunciado el representante sindical.
Por su parte, la Jefatura Superior de Policía ha negado estos extremos, indicando que "desde primera hora de la mañana los trabajadores han colocado varias barricadas impidiendo la entrada", por lo que las Unidades de Intervención Policial han tomado posiciones "para facilitar el acceso". Además, aseguran que no se ha realizado ninguna detención.
Decenas de trabajadores despedidos por Coca-Cola en la planta de Fuenlabrada han denunciado que la multinacional ha comenzado el desmantelamiento de la misma con el único fin de evitar readmitir a los empleados afectados por el ERE y se encuentran en las zonas aledañas a la fábrica después de que, a primera hora de la mañana, se haya cortado todo el acceso a la calle donde se encuentra la planta en el polígono de la localidad madrileña.