Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unión de Uniones pide a Agricultura que complemente las ayudas de 14,6 millones de la UE

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha enviado una carta al secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, para pedirle que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente complemente las ayudas de la Unión Europea a los productores de leche y otros sectores ganaderos hasta llegar al importe máximo permitido por la Comisión Europea, que es del 100%.
La Comisión establece por medio de un reglamento del 8 de septiembre de este año una ayuda excepcional de adaptación para los productores de leche y otros sectores ganaderos. En concreto, pone a disposición de España un importe de 14,6 millones de euros y permite a los Estados miembros complementar este montante con fondos nacionales hasta un máximo del 100% del importe.
Así, la organización busca que se apoye "de forma decidida" a los productores de leche y otros sectores ganaderos, entre los que se encuentran los de carne de vacuno, de porcino, de ovino y de caprino.
A través de la misiva, la organización de agricultores y ganaderos ha solicitado a Agricultura una reunión para trasladarle sus propuestas para la puesta en marcha de medidas excepcionales que se destinen a sectores ganaderos.
La Comisión ha dado libertad para que cada Estado miembro desarrolle las mejores medidas encaminadas a impulsar la sostenibilidad económica de las explotaciones y contribuir a la estabilización del Mercado, según recuerda la organización.
Unión de Uniones considera que el Ministerio debe apostar "decididamente" por los sectores ganaderos, sobre todo el de vacuno de leche, ya que se encuentran "inmersos en una situación dramática" tras la desaparición de 568 ganaderos desde enero y 691 en 2015 y con unos precios "muy por debajo de los costes de producción".
Además, la organización reclama al Ministerio que se regule "definitivamente y de forma obligatoria" el etiquetado de origen de la leche líquida y de la leche empleada como ingrediente para la elaboración de productos lácteos transformados.
Unión de Uniones lamenta que la ayuda a la reducción voluntaria de la producción de leche de vaca no haya sido obligatoria para los Estados miembros excedentarios de leche y se haya aplicado por igual a todos los países. "Esperamos, al menos, que esta medida repercuta directamente al precio que el ganadero percibe por su leche", señala la organización.