Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos pide impuestos y suprimir la reducción de cotizaciones empresariales para financiar pensiones

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a establecer los mecanismos de financiación que hagan viable el sistema de Seguridad Social mediante la supresión "inmediata" de las medidas de fomento del empleo adoptadas en los últimos ejercicios que implican una reducción en las cotizaciones empresariales y la introducción progresiva de financiación por vía impositiva.
La iniciativa, que firman los diputados Isabel Franco y Manuel Monereo, de Podemos, insta al Ejecutivo a garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones con la introducción progresiva de financiación por vía impositiva, sobre la base de un sistema tributario "justo y progresivo que tenga en cuenta la capacidad económica de las empresas y sitúe la presión fiscal en niveles similares a los de otros países" del entorno de España.
En el texto de la proposición no de ley los diputados denuncian que el Plan presupuestario de 2017, que incorpora una actualización del cuadro macroeconómico para el próximo año, ha provocado un "ambiente de inseguridad en la ciudadanía, alentando una conciencia de precariedad en el acceso presente a, y en el mantenimiento futuro de, la protección dispensada por el poder público a través de la pensión de jubilación".
FRENTE AL DÉFICIT
Dicho documento reconoce que el Sistema de Seguridad Social alcanzará en dicho ejercicio el déficit más alto de su historia, situándose en el 1,7% del PIB, por lo que, dado que el cuadro macroeconómico que lo acompaña contempla una revisión al alza del crecimiento de la economía española del 2,9% en el año 2016, desde Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea advierten de que la desviación entre ingresos y gastos del Sistema superará "ampliamente" los 18.000 millones de euros.
En este sentido, recuerdan que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha reconocido que esta situación está relacionada con la devaluación salarial provocada por la reforma laboral, cifrándose en 15.000 millones de euros (1,5% del PIB) el impacto que ha tenido en la previsión de las cotizaciones del Sistema de Seguridad Social. Segundo.
Además, critican la situación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que "ha sufrido un deterioro acelerado durante los últimos cuatro años, pasando de 66.815 millones de euros en 2011 a 24.207 millones en 2016, el nivel más bajo desde su constitución".
Por ello, ven "razonable" pensar que los recursos de la llamada 'hucha' de las pensiones se agotarán en una fecha "muy próxima". De hecho, añaden que el plan presupuestario contempla que para 2017 anticipa un déficit presupuestario de casi 19.000 millones de euros en el Sistema de Seguridad Social.
Así, una vez descontada la disposición de diciembre, el montante del fondo "será muy inferior a esa cifra (15.000 millones de euros, aproximadamente), por lo que es evidente que a finales del año que viene no podrá hacer frente a las obligaciones contraídas con los pensionistas".
APORTACIONES DEL ESTADO
Para Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, todos los recursos del Estado son los que tienen que hacer frente a la totalidad de los gastos de ese Estado, también a las pensiones, especialmente cuando el artículo 50 de la Constitución Española afirma que "los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad".
Por ello, defienden que las pensiones, en tanto que derechos subjetivos de los ciudadanos establecidos en la Constitución, tienen la consideración de gastos obligatorios que "por su naturaleza no están ligados a la suficiencia de recursos presupuestarios, ni a la evolución de una determinada fuente de ingresos".
"El Estado ha de concurrir con los recursos necesarios para asegurar el pago de las pensiones, sea con las cotizaciones o con cualquier otro impuesto, y si las cotizaciones no son suficientes para financiar las prestaciones en una determinada coyuntura, el desfase entre ingresos y gastos ha de ser cubierto por las aportaciones del Estado", añaden.