Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unauto considera "inaceptable" que la Generalitat catalana quiera modificar la normativa de VTC

Unauto VTC, la asociación mayoritaria de vehículos de arrendamiento con conductor en España, ha tachado de "inaceptable" la decisión de la Generalitat de modificar la normativa que afecta a los vehículos de alquiler con conductor (VTC).
En un comunicado, la entidad dice asistir "con perplejidad y total indignación a la actuación del Ejecutivo catalán, que lo único que está haciendo es ceder a la presión del taxi en contra del bienestar general y el interés del ciudadano".
Critican que el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, haya anunciado este lunes un decreto ley "sin haber consultado, ni siquiera informado, al sector de las VTC".
Asimismo, considera "un agravio comparativo totalmente inaceptable" que el Govern proponga una moratoria de dos años en la transmisión de licencias VTC.
En rueda de prensa este lunes tras una reunión del Consell del Taxi, Rull ha explicado que las autorizaciones de VTC que se otorguen en Cataluña no se podrán vender hasta dos años después de obtenerlas, lo que pretende evitar la especulación, ya que ha concretado que en este momento hay 3.000 licencias pendientes de resolución judicial, de las cuales 800 pertenecen a una misma empresa.
Además, ha informado que se creará un registro electrónico --prevé que esté plenamente operativo a finales de año-- en el que se deberán registrar todos los servicios de transporte contratados previamente, que es el tipo de servicio que pueden ofrecer los VTC, con lo que se pretende evitar que estos vehículos con conductor capten a clientes circulando en la calle o en zonas de alta demanda como el aeropuerto, que es el tipo de servicio que ofrecen los taxis; la sanción por no comunicar el servicio en el registro se multará con hasta 1.000 euros.