Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unai Sordo, elegido secretario general de CC.OO. con el 88,8% de los votos

No ha habido sorpresas en el XI Congreso Confederal de CC.OO.: el sindicalista vasco Unai Sordo ha sido elegido en la noche del viernes secretario general del sindicato tras recibir el apoyo del 88,8% de los delegados.
En concreto, de los 742 votos emitidos (había 751 delegados acreditados), Sordo ha recibido 659 votos a favor y 75 en blanco, con ocho votos nulos.
Por su parte, la lista para la Comisión Ejecutiva liderada por Sordo concitó el respaldo del 61,2% de los delegados tras lograr 451 votos favorables de un total de 737 emitidos, 208 votos en blanco y 78 votos nulos.
Unai Sordo sustituirá en el cargo a Ignacio Fernández Toxo que, a pesar de contar con la posibilidad de optar a la reelección para un tercer y último mandato, decidió no presentar su candidatura.
Sordo competía en solitario por la Secretaría General de CC.OO. tras haberle propuesto el propio Toxo el pasado mes de marzo, por lo que su elección estaba 'más que cantada'. El sindicalista vasco, de 44 años, venía con un apoyo casi unánime del Consejo Confederal del sindicato.
En CC.OO., la Secretaría General está limitada a un máximo de tres mandatos (dos ordinarios y uno de carácter extraordinario) de cuatro años de duración cada uno.
UNA EJECUTIVA PARITARIA
La nueva Comisión Ejecutiva de CC.OO. estará formada por 15 miembros, más su secretario general, frente a los 14 miembros con los que contaba anteriormente, de los que hasta el inicio del XI Congreso únicamente quedaban 12. Seis de sus integrantes repiten. Además de Sordo, entran nueve caras nuevas.
En concreto, la nueva Ejecutiva de CC.OO. estará integrada, además de por Unai Sordo, por Fernando Lezcano, Maria Cardeñosa, Carlos Bravo, Cristina Faciaben, Pedro J. Linares, Empar de Pablo, Elena Blasco, Francisco Carbonero, José Luis Gil, Francisca Gómez, Carlos Gutiérrez, Paula Guisande, Mercedes González, Mariano Sanz y María Dolores Santillana.
Los seis primeros repiten de la anterior Ejecutiva, mientras que los nueve últimos entran nuevos. En total, ocho hombres, incluyendo a Sordo, y ocho mujeres formarán parte de este órgano de dirección del sindicato. De la anterior ejecutiva no repiten Paloma López, Ramón Górriz, Javier López, José Campos, Ana Herranz, Tania Pérez y Montserrat Mir.
Entre las nuevas caras que integran la Ejecutiva se encuentra Francisco Carbonero, el ex secretario general de CC.OO. Andalucía, que ha sido declarado como investigado (antes imputado) en el caso de los ERE irregulares financiados por la Junta de Andalucía.
Durante su última intervención en el plenario del XI Congreso, el secretario general saliente, Ignacio Fernández Toxo, ha defendido a Carbonero y ha asegurado que "hasta donde alcanza a conocer la organización su actuación ha sido impecable". "Estoy seguro de que se demostrará en sede judicial que su actuación ha sido impecable más allá de la consideración personal que nos merezca de cada uno de ellos", ha asegurado.
"Nosotros con nuestros códigos éticos en la mano, tenemos razones para plantear que la sanción sindical previa a la penal ha de producirse en un estadio distinto al que está en estos momentos ese procedimiento judicial", según Toxo.
Las otras ocho nuevas personas proceden tres de ellas de la federación de Madrid (Francisca Gómez, Carlos Gutiérrez y Paula Guisande), dos de Castilla-La Mancha (José Luis Gil y María Dolores Santillana), de la federación de Castilla y León (Mariano Sanz), de la federación de Construcción (Elena Blasco) y de la federación de Industria (Mercedes González).