Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA lamenta que 2016 sea un año perdido y sin apoyo en el que han sentido el abandono de las instituciones

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha lamentado que 2016 haya sido un año "sin apoyo" al sector en el que han sentido el "abandono" por parte de las instituciones, según han informado en un comunicado.
En concreto, la organización agraria ha reiterado que 2016 fue un "año perdido" en lo que a avances y reformas necesarias para el campo se refiere y ha destacado que a pesar del incremento de la producción, "la falta de precios justos siguió ahogando" a gran parte de los productores de alimentos en España.
A pesar de ello, el sector agrario creó empleo en 2016, bajando un 8,36% el nivel de parados registrados en el sector entre enero y noviembre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior, prueba para UPA de las posibilidades del sector primario en la generación de riqueza y empleo en zonas y regiones "especialmente necesitadas" de actividad.
La organización ha mostrado su preocupación por la falta de avances en lo que se refiere a solucionar los desequilibrios de la cadena agroalimentaria, persiguiendo los abusos y prácticas como la venta a pérdidas.
También ha enumerado que el "grave encarecimiento" de los seguros agrarios, los problemas con la PAC y las crisis de sectores como el lácteo, el cunícola y el de la fruta de hueso son algunos de los problemas más importantes a los que han tenido que hacer frente el sector este año.
Respecto a algunos sectores, UPA ha destacado la "insuficiente y ligerísima" recuperación en el sector lácteo que aún no llega al campo y denuncian que los importantes cambios en los precios de los productos industriales y de la leche 'spot' no se están trasladando al campo, situación que "preocupa de manera importante".
Por otro lado, ha advertido de que el proceso de realización de contratos lácteos de mayor duración se está ralentizando e incluso deteriorando, pues hay incumplimientos puntuales de alguna empresa láctea concreta en la legislación relativa a contratación.
También denuncia que el sector cunícola está tocando fondo tras una larga crisis en que los ganaderos llevan meses produciendo por debajo de los costes de producción.
UPA ha destacado que el porcino mantiene su rentabilidad gracias a las exportaciones, sobre todo con los incrementos importantes a China y otros países, que ha permitido unos precios aceptables en el mercado interno.
Respecto a las frutas y hortalizas subraya su "leve mejoría" que no arregla los desequilibrios y esperan al menos hasta el mes de marzo para ver cómo evoluciona el sector.