Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA y Asaja exigen a Agricultura medidas urgentes para paliar los graves efectos de la sequía

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y Asaja han exigido este viernes durante la reunión de la 'mesa de la sequía' al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente medidas urgentes para paliar los efectos de la grave sequía que está sufriendo el territorio nacional, según han informado en sendos comunicados.
Agricultura ha centrado su propuesta en acometer medidas fiscales como la reducción de módulos para los sectores afectados que se implementarían en el 2018, la posible moratoria de las cuotas a la Seguridad Social y la financiación con la convocatoria de la Orden AAA/778/2016, de 19 de mayo, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones públicas destinadas a la obtención de avales de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria por titulares de explotaciones agrarias que garanticen préstamos para financiar sus explotaciones.
UPA ha valorado estas medidas como "claramente insuficientes", ya que no responden a la gravedad de la sequía y plantea la necesidad de seguir haciendo un seguimiento a los daños ocasionados por la sequía, pero en todo caso, para las zonas donde los daños ya son irreparables plantea que se establezcan ayudas directas de mínimis para garantizar la viabilidad de estas explotaciones, que en caso contrario van a tener un futuro muy complicado.
Por otro lado, el sector ha planteado la necesidad de revisar la política de seguros exigiendo que se dote con más presupuesto y la orientación de algunas líneas por su escaso o casi nulo nivel de contratación.
Por su parte, Asaja considera necesario que se arbitren un conjunto de medidas destinadas a paliar las pérdidas que van a soportar los productores como el aprovechamiento a-diente de las siembras, siega en verde, enterramientos en verde, autorización de riegos de socorro a cultivos leñosos, sin que afecten a las ayudas de la PAC.
La asociación agraria cree que también sería básico articular ayudas directas de minimis en las explotaciones donde hayan tenido 'cosecha 0' como consecuencia de la sequía y por tanto no haya ingresos y que se deberían aprobar exenciones en las cuotas de la Seguridad Social, tasas agroganaderas y canon de riego.
Las elevadas temperaturas registradas en las últimas semanas y la ausencia de precipitaciones durante prácticamente todo el mes de abril, unido a los fuertes vientos registrados han dado como resultado una primavera extremadamente hostil y seca que está provocando graves daños tanto en los cultivos herbáceos como en pastos, ganadería y cultivos permanentes.
La asociaciones agrarias han subrayado que los sectores más perjudicados son los cereales de invierno con unas 550.000 hectáreas afectadas, que se encuentran en una situación límite o se dan ya por perdidas dependiendo de las zonas productoras. Los daños son ya irreversibles en 182.000 hectáreas de Castilla y León, Rioja y Navarra, mientras que también sufren daños importantes los cultivos en Aragón, Madrid, Castilla- La Mancha, Extremadura y Andalucía.