Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT afirma que se están sustituyendo 650.000 empleos estables al año por trabajos temporales y precarios

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha afirmado que en la actualidad se están sustituyendo 650.000 puestos de trabajo estables al año por empleos temporales y precarios.
Así lo ha señalado Barrera durante la presentación del informe 'La precariedad laboral domina todo', en el que el sindicato hace un balance de la situación del mercado de trabajo español, donde también ha apuntado que España está repitiendo el patrón de crecimiento y creación de empleo de etapas anteriores.
Barrera cree que este modelo es "muy frágil y de nefastas consecuencias cuando llegan las dificultades económicas" y que únicamente fomentan el aumento de la desigualdad y la pobreza y de la exclusión de colectivos vulnerables, "como son las mujeres, los jóvenes o los mayores de 50 años".
Por ello, ha exigido al Gobierno que "ponga fin a las políticas de austeridad y recorte" que se pusieron en marcha en la época de crisis, ya que España ahora se encuentra en "una etapa expansiva de la economía".
Así, también ha pedido la derogación de las dos reformas laborales, que se aumenten las políticas activas de empleo y que se doten a los servicios públicos de empleo de recursos suficientes, tanto materiales como humanos.
"Mucha gente ha entrado en la espiral del desánimo en este país y hay que recuperarlos", según Barrera, que también ha afirmado que España no será un país "social y económicamente" sostenible si no se logra que crezca la economía sin que aumente exponencialmente la pobreza y la desigualdad.
Por su parte, el economista del gabinete técnico de UGT, Alberto del Pozo, ha puesto de relieve que España sigue teniendo crisis de empleo, de cantidad y de calidad del mismo. "Sufrimos una cultura de temporalidad basada en una utilización fraudulenta de los contratos por parte de las empresas", ha añadido.
Además, ha recordado que la devaluación salarial producida desde 2009, también ha hecho que haya aumentado la desigualdad y la exclusión social en España.