Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT dice que el dato de julio muestra un aumento del empleo, pero un empeoramiento de la calidad

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Protección Social, Mari Carmen Barrera, ha afirmado que los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social del mes de julio reflejan "claramente un continuado aumento de la actividad y el empleo", sobre todo en el sector servicios, pero que se intensifica el empeoramiento de la calidad en el empleo.
En concreto, Barrera ha apuntado que detrás de estos resultados en términos de registro de desempleo y de mejora de afiliación se esconde la trayectoria del empeoramiento de la calidad en el empleo, marcada por la precariedad y derivada del abuso de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial involuntaria.
En esta línea, ha recalcado que en julio tan solo el 4,7% de los contratos registrados han sido indefinidos a tiempo completo, lo que, según Barrera, "conduce a un continuado desgaste del bienestar de las familias".
Por otro lado, ha puesto de relieve que la protección de las personas sin empleo se ha ido reduciendo estos años por "el desmantelamiento del sistema de protección por desempleo", ya que la tasa de cobertura ha caído en más de 25 puntos desde 2010.
Para Barrera, este hecho, junto con la persistencia del paro de largo duración y el efecto desánimo por el descenso de población activa en paro que pasa a la inactividad, constituyen "situaciones que incrementan el riesgo de pobreza y de exclusión social entre los hogares".
Por ello, ha insistido en que las políticas de protección por desempleo deben reforzar y ampliar las prestaciones contributivas y asistenciales y ha apuntado que es "fundamental" analizar todos los programas de protección para los desempleados con mayores dificultades (RAI, Prepara y PAE) para poner en marcha "un verdadero plan de choque por el empleo y para mejorar la protección de las personas".