Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT rechaza los PGE de 2017 por ser "antisociales" y "empobrecer" a pensionistas, parados y funcionarios

UGT ha rechazado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, que cerraron ayer su tramitación parlamentaria y quedaron aprobados definitivamente en el Senado, por ser "antisociales, continuistas con un modelo económico injusto y desigual" y "empobrecer" a pensionistas, parados y empleados públicos.
En una nota, el sindicato critica que durante la tramitación de las cuentas públicas el diálogo social "ha brillado por su ausencia", circunstancia "especialmente grave por ser contraria a la ley y por evidenciar que no estamos en la legislatura del diálogo que proclama el Gobierno".
Por ello, de cara a la preparación de los PGE para 2018, UGT mantiene que las personas "deben ser el centro de la política económica y que deben afrontar los problemas reales de desempleo, pobreza y desigualdad", de forma que dará continuidad a las movilizaciones ya realizadas en los últimos meses, especialmente para reivindicar la necesidad de abordar los problemas del sistema público de pensiones y la mejora del poder adquisitivo de los pensionistas.
Según el sindicato, los PGE 2017 plantean un gasto público "menguado", menos inversión y el gasto en industria se recorta en 11 millones de euros, un 0,2% menos que el año 2016, a lo que se suma que "fían la mejora de la recaudación y la rebaja del déficit público al aumento de la inflación, pero el incremento de los precios no repercute en los salarios de los empleados públicos, ni en las pensiones".
En este sentido, advierte de que la previsión del Gobierno es que los precios aumenten un 1,5% en 2017, de manera que los empleados públicos perderán al menos medio punto de poder de compra y los pensionistas 1,25 puntos en 2017, y de que los compromisos del Gobierno con Bruselas suponen un nuevo ajuste fiscal este año de 1,2 puntos de PIB, unos 10.200 millones de euros, para tratar de rebajar el déficit público del 4,3% del PIB en 2016 al 3,1% en 2017.
SE MANTIENE EL DÉFICIT DE LA SEGURIDAD SOCIAL
De igual forma, ve "especialmente grave" que, por séptimo año consecutivo, se mantenga el déficit de la Seguridad Social, que se reduzca la dotación presupuestaria para el sistema de protección a los parados cuando la cobertura de la prestación por desempleo ha caído desde el 71% en 2011 hasta el 55% actual, o que se recorten las inversiones en infraestructuras que podrían contribuir a la modernización del sistema productivo y al crecimiento.
"Los PGE consolidan la precariedad del empleo juvenil y obstaculiza la emancipación de este colectivo", añade UGT, que indica que, con una partida de empleo que recorta el gasto un 4,8% respecto al año anterior y una disminución del programa de vivienda un 20,6%, el Gobierno está "condenando a los jóvenes a la pobreza o al exilio".
MENOS RECURSOS PARA EL EMPLEO
Además, denuncia que el recorte en empleo es del 4,8%, con lo que se acumula una pérdida de recursos para políticas de empleo del 38,5% entre 2010 y 2017. Por un lado, la cuantía programada para prestaciones por desempleo desciende a 18.318 millones de euros, un 7,6% menos que en los PGE 2016, pese a los más de 3,7 millones de personas están en paro, la tasa de cobertura no logra subir del 56% y casi 6 de cada 10 desempleados lleva buscando empleo más de un año.
La organización sindical también rechaza los PGE porque la política de industria y energía contará en 2017 con unos recursos de 5.445 millones, por lo que mantiene niveles similares a los del ejercicio anterior y el gasto concreto en industria se recorta en 11 millones de euros, lo que supone un 0,2% menos que en el 2016, lo que supone que no habrá cambio de modelo productivo, ni tampoco apoyo al Medio Ambiente.