Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los seis miembros de UGT Asturias detenidos ayer quedan en libertad sin medidas cautelares

Justo Rodríguez Braga no descarta que las detenciones se hayan llevado a cabo para "tapar otras cosas como el caso del Yak 42"
Los seis detenidos durante el registro de la sede central de UGT Asturias en Oviedo por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han quedado en libertad sin medidas cautelares a la espera de ser llamados por la juez de Instrucción nº 4 de Oviedo, Carmen Blanco, una vez que los abogados hayan estudiado la amplia documentación.
El exsecretario general de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, detenido ayer en su domicilio, ha quedado en libertad sin medidas cautelares después de haberse acogido a su derecho a no declarar ante el juez, tal y como le había recomendado su abogado, Francisco Alonso, hasta estudiar toda la documentación.
Rodríguez Braga, en declaraciones a las puertas de los juzgados, se ha mostrado extrañado por su detención. "Hemos entregado toda la documentación y no entendemos este operativo mediático", señala sin descartar que las detenciones se hayan llevado a cabo para "tapar otras cosas como el caso del Yak 42".
"Lo que se ha conseguido con esto es humillar a quienes defienden a los trabajadores", remata Rodríguez Braga, que ha defendido en todo momento la legalidad de los cursos de formación que ha desarrollado el sindicato.
Otro de los detenidos, Daniel Rodríguez, el que fue secretario de Formación y Relaciones Institucionales de UGT Asturias en los últimos tres años, también ha quedado en libertad sin cargos.
Así lo ha manifestado este jueves ya en la calle frente a los juzgados de Llamaquique, en Oviedo.
Rodríguez ha señalado que los detenidos "no saben de qué se les acusa" y ha defendido a sus compañeros, a quienes ha calificado de "gente seria y honrada". "No soy consciente de ninguna irregularidad aunque podría haber algún error que desconozco "Aún así tengo fe ciega en mis antecesores y trabajadores del sindicato", ha dicho.
El exsecretario de Formación y Relaciones Institucionales de UGT Asturias señala que la situación es "muy complicada" y que a pesar de que le han tratado muy bien durante estas 24 horas detenido se ha sentido "indefenso". Ha destacado además que padece problemas de corazón y que ayer tuvo que acudir al médico.
Silvia Sariego Fernández, responsable de administración del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) en Asturias, organismo vinculado a UGT, también ha quedado en libertad sin cargos tras ratificarse en su declaración en las dependencias de la Guardia Civil. "Silvia está con la conciencia tranquila y colaborará y declarará cuando la llamen", sostiene su letrado Juan Carlos Rodríguez.
Las otras tres personas que han quedado en libertad sin medidas cautelares son Carmen Caballero Díaz, secretaria de Administración y Comunicación en UGT de Asturias y exconcejala del PSOE en el Ayuntamiento de Oviedo; Alberto González, trabajador de UGT Asturias; y Manuel Díaz Cancio, exsecretario ejecutivo bajo la Secretaría General de Justo Rodríguez Braga.