Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y EEUU cierran un acuerdo sobre requisitos y supervisión de aseguradoras

La Unión Europea y Estados Unidos han alcanzado un acuerdo sobre el sector de los seguros y reaseguros que reduce los requisitos de capital y la supervisión de las compañías que operan en el mercado contrario por parte de las autoridades locales, según han confirmado este viernes ambas partes en un comunicado conjunto Con respecto al reaseguro, el acuerdo conducirá a la eliminación de la exigencia de requisitos de los colaterales y de presencia local para las compañías europeas y estadounidenses que operen en estos mercados. Además, Washington y Bruselas han asegurado que fortalecerá la protección de los clientes.
La Unión Europea y Estados Unidos han alcanzado un acuerdo sobre el sector de los seguros y reaseguros que reduce los requisitos de capital y la supervisión de las compañías que operan en el mercado contrario por parte de las autoridades locales, según han confirmado este viernes ambas partes en un comunicado conjunto
Con respecto al reaseguro, el acuerdo conducirá a la eliminación de la exigencia de requisitos de los colaterales y de presencia local para las compañías europeas y estadounidenses que operen en estos mercados. Además, Washington y Bruselas han asegurado que fortalecerá la protección de los clientes.
En relación a la supervisión de grupos aseguradores, la vigilancia global de cada grupo corresponderá a la jurisdicción de procedencia de la compañía. Esto supone que la supervisión de los grupos estadounidense será competencia de los reguladores de Estados Unidos, mientras que la supervisión de los grupos europeos pertenecerá a las autoridades comunitarias.
No obstante, se incluyen limitaciones mediante las cuales los supervisores podrán pedir y obtener información sobre la actividad mundial de empresas de seguros de otras jurisdicciones en los casos en los que se pueda dañar el interés de los asegurados o la estabilidad financiera del territorio.
Por último, el acuerdo también fomenta el intercambio de información entre las autoridades comunitarias y estadounidenses de supervisión sobre compañías de seguro y reaseguro que operan en ambos mercados.
El acuerdo debe ser aprobado ahora a nivel europeo por los Estados miembros y por el Parlamento Europeo. La UE y Estados Unidos han destacado que se trata de un pacto "equilibrado" y de interés mutuo, que aporta importantes beneficios para los consumidores y para las empresas.