Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y el FMI alaban la aplicación de las reformas exigidas a España a cambio del rescate bancario

Banco Central EuropeoReuters

Las reformas en el sistema financiero exigidas por los organismos internacionales a España a cambio del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros avanzan a "buen ritmo" o han logrado "avances importantes", tal y como han  asegurado este viernes la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en su primera evaluación del programa español.

El dictamen es el resultado del trabajo de la misión de expertos del Ejecutivo comunitario -en colaboración con el BCE y el fondo de rescate- que viajó a Madrid del 15 al 26 de octubre. El Fondo Monetario Internacional (FMI) participó en las reuniones en su condición de "controlador independiente".
"En general, las conclusiones de esta misión apuntan a un éxito del programa cuya ejecución está en marcha", aseguran la Comisión y el BCE en un comunicado conjunto.
Durante su visita, la misión llegó a un acuerdo con las autoridades españolas "sobre aspectos importantes del diseño y funcionamiento" del banco malo al que se transferirán los activos inmobiliarios de los bancos con problemas, "incluida su dimensión global y gobernanza". Ello permitirá que el banco malo, "piedra angular del programa", esté operativo a partir del 1 de diciembre, resalta el comunicado.
La misión "obtuvo una actualización detallada de la situación macroeconómica de España y del rendimiento actual de todos los grandes bancos españoles". "Si bien las condiciones generales del mercado financiero en España han mejorado desde el inicio del programa y los problemas de financiación se han reducido, los retos para una parte del sector bancario siguen siendo importantes y requieren una acción política contundente", avisan la Comisión y el BCE.
Los inspectores examinaron también los "avances" en la aplicación de las condiciones exigidas por la UE al conjunto del sistema financiero, "incluida la mejora de los registros de crédito, el aumento de la transparencia de los bancos, el desarrollo ulterior de la intermediación financiera no bancaria y el fortalecimiento de la gobernanza de las antiguas cajas de ahorros".
"En estas materias, y a pesar de la complejidad de los temas en juego, los avances por parte de las autoridades españolas parecen ir a buen ritmo, lo que permitirá una acción política oportuna en línea con lo establecido en el memorándum de entendimiento", señala el comunicado.
Pese a esta primera evaluación positiva, el dinero del rescate bancario no empezará a llegar a Madrid hasta noviembre y sólo se desbloqueará cuando el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, apruebe los planes de reestructuración que presenten las entidades, que supondrán venta de activos, cierre de oficinas y pérdidas para los titulares de preferentes.
Las primeras entidades que deben recibir capital son las nacionalizadas: Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia. Para ellas, el rescate bancario prevé un primer tramo de hasta 45.000 millones de euros y 25.000 millones para financiar el banco malo.
La consultora Oliver Wyman ha cifrado en un máximo de 60.000 millones de euros las necesidades de capital de las entidades con problemas, y el Gobierno todavía debe precisar qué cantidad se pedirá al fondo de rescate.
El FMI ve "los plazos cumplidos"
Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que en España se han logrado "avances importantes" en la reforma del sector financiero y subraya que se han cumplido "todos los plazos" establecidos en el memorando de entendimiento acordado entre las autoridades españolas y europeas para acceder a ayudas de hasta 100.000 millones de euros a la banca española.
Asimismo, los técnicos del FMI subrayan en este informe preliminar presentado a las autoridades españolas y a la Comisión Europea la importancia de "mantener el mismo ritmo de avance" dado que quedan por delante retos difíciles.
En particular, la misión del Fondo constata una mejoría de las condiciones de los mercados financieros desde que el BCE anunciara la puesta en marcha de las Operaciones Monetarias de Compraventa (OMC), aunque advierte de que estas siguen siendo frágiles, y la economía y los bancos siguen enfrentando presiones negativas.
Asimismo, en el ámbito de la reestructuración y resolución bancarias, los expertos subraya la necesidad de "evitar nuevas fusiones que no generen valor de manera clara", así como restricciones excesivas sobre la oferta de crédito a nivel del sistema.
Por otro lado, el FMI recomienda "poner mucho empeño" para que el 'banco malo' esté en pleno funcionamiento dentro del plazo previsto de finales de noviembre y apunta la importancia de asegurar que las estructuras de incentivos sean adecuadas, especialmente para la independencia de la administración de la sociedad y la gestión eficaz de los activos transferidos.
En lo que respecta al marco de distribución de la carga y resolución, los expertos de la institución dirigida por Christine Lagarde señalan que la nueva ley "es un logro significativo" y sugieren la adopción de un modelo de gobernanza para los bancos nacionalizados que salvaguarde su autonomía.
Por su parte, en lo referente al marco de regulación y supervisión, los expertos del FMI consideran que se han logrado avances significativos, incluyendo la adopción de la nueva legislación en materia de protección de los consumidores y de valores.
Los técnicos del FMI se reunieron durante su visita a España con representantes oficiales y del sector privado, y al final de la misma presentaron este informe preliminar a las autoridades españolas y a la Comisión Europea.
El informe final se transmitirá a las autoridades y a la Comisión a principios de noviembre, mientras que se espera que el segundo informe sobre el seguimiento del sector financiero español se prepare en el primer trimestre de 2013.