Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UBS gana un 40,3% más en el primer semestre

El banco suizo UBS obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.443 millones de francos suizos (2.156 millones de euros) en los seis primeros meses del año, una cifra un 40,3% superior al resultado correspondiente al mismo periodo de 2016, según informó la entidad.
La cifra de negocio operativa de UBS entre enero y junio sumó un total de 14.801 millones de francos suizos (13.073 millones de euros), un 4% más que un año antes, con un aumento del 8,2% de sus ingresos por intereses netos, mientras los ingresos por comisiones subieron un 5,7% y los ingresos por 'trading' disminuyeron un 0,2%.
En el segundo trimestre, UBS logró un beneficio neto atribuido de 1.174 millones de francos suizos (1.036 millones de euros), un 13,5% más que un año antes, mientras los ingresos operativos del banco cayeron un 1,8%, hasta 7.269 millones de francos suizos (6.417 millones de euros).
Al cierre del primer semestre, la ratio de capital básico CET1 de UBS se situó en el 13,5%, mientras la ratio de apalancamiento era del 3,7% y la capacidad de absorción de pérdidas de la entidad ascendía a 74.000 millones de francos suizos (65.340 millones de euros).
"Considerando las condiciones del mercado, los resultados del segundo trimestre fueron muy buenos y contribuyeron a un fuerte primer semestre", declaró Sergio P. Ermotti, consejero delegado de la entidad, quien destacó el "excelente" comportamiento del negocio de gestión de patrimonios.
De cara al futuro, la entidad expresó su confianza en que continúe la recuperación de la economía global, aunque advirtió de los riesgos para la confianza de los clientes relacionados con tensiones geopolíticas e incertidumbres económicas.
Asimismo, UBS reiteró la presión sobre sus márgenes por intereses derivada de los bajos tipos de interés en la eurozona y Suiza, aunque apuntó que este efecto se verá parcialmente compensado por la normalización de la política monetaria de EEUU.