Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UBS prevé una subida del 30% en la cotización de Atlantica Yield y recomienda comprar acciones

El banco suizo UBS recomienda comprar acciones de Atlantica Yield y estima un potencial de aumento de su precio superior al 30% sobre los valores actuales, hasta el precio objetivo de 24 dólares por título.
En un análisis publicado la semana pasada, UBS señala diversos factores que van a impulsar la subida de la cotización de Atlantica Yield en el corto plazo.
En primer lugar, los analistas estiman que el mercado está penalizando en exceso la acción debido a la reestructuración de su antigua matriz, Abengoa, que tiene actualmente el 41% del capital de Atlantica Yield.
La participación de Abengoa en la cotizada constituye una de las principales garantías reales para el proceso de reestructuración del grupo sevillano.
Para los analistas, el proceso de separación de la antigua matriz se encuentra muy avanzado, tanto para las operaciones de back-office como para los sistemas informáticos.
En cualquier caso, UBS señala que parece probable que la reestructuración de Abengoa concluya a principios de 2017, lo que servirá para eliminar cualquier tipo de duda en la comunidad inversora, lo que significará un estímulo para la cotización del valor.
Por otro lado, UBS considera que la eventual venta de la participación de Abengoa en Atlantica Yield no supondrá riesgo alguno para ésta última, ya que existe un "mercado fuerte" para sus acciones dada la calidad del portfolio de activos en explotación.
Estos activos se caracterizan por disponer de contratos a largo plazo con contrapartes de alta calidad crediticia, generando por lo tanto flujos de caja estables en el largo plazo.
El analista destaca la ventaja de disponer de una cartera diversificada que incluye activos de energía renovable, convencional, líneas de transmisión y activos de agua, ya que esta diversificación permite una generación de caja de manera muy estable a lo largo del tiempo.