Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras insta a avanzar "sin chantajes" en el rescate tras la suspensión de las medidas para aliviar la deuda

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha defendido este jueves la necesidad de seguir avanzando en el rescate heleno, pero ha instado a hacerlo "sin chantajes" y con respeto a la "soberanía de cada país", justo un día después de que el fondo de rescate europeo anunciara la suspensión temporal de mas primeras medidas para aliviar la deuda pública helena.
"Particularmente sobre el asunto griego, creo que ahora es tiempo para dar un paso adelante. Tendré la oportunidad de discutir con muchos de mis colegas. Creo que podemos dar un paso adelante sin chantajes y con respeto a la soberanía de cada país", ha manifestado a su llegada a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas.
El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) anunció este miércoles que suspendía temporalmente la aplicación de las medidas a corto plazo para reestructurar la deuda pública de Grecia, que se deberían ejecutar hasta el final del programa, a mediados de 2018.
Esta decisión se ha tomado después de que el primer ministro griego anunciara la semana pasada que utilizará más de 600 millones de euros del superávit primario para conceder una paga extra a las pensiones más bajas. También anunció la congelación del incremento del IVA en islas del norte del mar Egeo.
"Tras las recientes propuestas del Gobierno griego de gastar recursos fiscales adicionales a pensiones e IVA, nuestras juntas de gobierno han suspendido temporalmente sus decisiones. Las instituciones (acreedoras) están evaluando el impacto de las decisiones del Gobierno griego", informó un portavoz del fondo de rescate europeo.
Fuentes europeas han asegurado que la paralización de las medidas a corto plazo para reestructurar la deuda griega se debe a la oposición exclusiva de Alemania en la junta de gobernadores del MEDE. Sin embargo, estas mismas fuentes han reconocido que las proyecciones fiscales del Ejecutivo heleno que han permitido estas reformas son "optimistas".
HOLLANDE MUESTRA SU APOYO A GRECIA
Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, se ha mostrado contrario a suspender las primeras medidas para aliviar la deuda pública griega y ha defendido el derecho del Gobierno heleno a tomar "decisiones soberanas"
"Respaldo las decisiones del Eurogrupo (los ministros de Finanzas de la eurozona) y no puede ser que se le pidan esfuerzos adicionales a Grecia o que se le impida tomar una serie de decisiones soberanas, que respetan los compromisos tomados aquí mismo en Bruselas para encontrar una solución para el futuro de Grecia", ha dicho el presidente francés a su llegada a la cumbre.
Hollande ha asegurado estar a favor de que se trate "dignamente" a Atenas, de que el país heleno permanezca en la zona euro y que se encuentro una solución para la sostenibilidad de la deuda griega, una "condición" para la estabilidad de Europa y de Grecia.
Estas medidas a corto plazo son una extensión de los vencimientos de los préstamos a Grecia hasta los 32,5 años (desde los 28 de la actualidad), otorgar más margen a Atenas para devolver parte de los préstamos del segundo rescate y reducir el riesgo de los tipos de interés sin incurrir en costes adicionales para otros países que han sido rescatados.
Según los cálculos del propio fondo de rescates, una vez implementadas todas estas medidas conducirán a una reducción acumulada del ratio de deuda sobre el PIB de Grecia de unos 20 puntos porcentuales en 2060, así como de 5 puntos porcentuales sobre las necesidades brutas de financiación de Atenas.