Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo, sobre la relación de los sindicatos con la patronal: "La productividad está muy baja"

El ya exsecretario general de CC.OO. Ignacio Fernández Toxo cree que las relaciones entre las organizaciones empresariales, CEOE y Cepyme, y los sindicatos (CC.OO. y UGT) tienen "una productividad muy baja" y ha afirmado que la patronal "ya sabe lo que tiene que hacer" para que mejoren.
Así lo ha señalado el representante sindical saliente durante su intervención en la jornada de inauguración del XI Congreso Confederal, en el que ha hecho un balance de los últimos cuatro años. Para Toxo, es "fundamental recomponer las rentas de las familias" y ha dejado claro que "la política de salarios no ha dado los resultados esperados" por los sindicatos.
En la actualidad, aunque el acuerdo de negociación colectiva para este año está en 'impasse', ha afirmado que los salarios están subiendo una media del 1,27%, "alejados de los objetivos y recomendaciones del acuerdo de convenios que se firmó en 2015". Por ello, cree que "hay que valorar la situación".
"¿Qué está pasando para que planteemos incrementos salariales del 3% y la media esté en el 1,27%?", se ha cuestionado Toxo. No obstante, considera que el debilitamiento de la negociación colectiva sectorial y la degradación del empleo "tienen algo que ver".
A los empresarios les ha pedido que sean "eficientes en el impulso y que conecte bien con las realidades en los diversos ámbitos". Además, ha asegurado no saber si habrá acuerdo de salarios la semana que viene y ha bromeado con que "espera que no sea porque él se va".
Toxo considera que las organizaciones empresariales "tienen que entender el momento económico y social que vive España" y tienen que ver que "no es posible asistir de forma impasible a que la élite económica se apropie de los beneficios del crecimiento del país". "Es el momento de distribuir el crecimiento y los salarios", ha asentido.