Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo ve difícil un acuerdo completo antes del 15 de enero

El líder de CCOO avisa de que el alza fiscal complica los salarios

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado que "se le antoja difícil" que sindicatos y empresarios puedan llegar a un acuerdo "completo" antes del 15 de enero, dentro del plazo mencionado por el Gobierno, pero ha precisado que lo que les pidió el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, era un documento de propuestas y alternativas sobre toda una serie de materias.
En ese sentido, ha señalado que ese documento sí puede estar listo para el 15 de enero, si bien dividido en dos partes: una conteniendo los temas cerrados con acuerdo de las dos partes y otra recogiendo aquellas materias donde puede haber "recorrido de negociación". Así, ha indicado que el Gobierno ha situado el plazo para aprobar la reforma laboral en el primer trimestre del año, tiempo en el que Toxo entiende que dicha reforma sí puede estar cerrada.
En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, el dirigente sindical ha asegurado que las conversaciones entre empresarios y sindicatos "marchan a buen ritmo", aunque existen dificultades en algunos temas.
Aún así, ha señalado que asuntos que pueden considerarse de "importancia" pueden "estar a punto de ser resueltos", como la solución extrajudicial de conflictos, a la que Toxo ha dado mucha importancia para el futuro de las relaciones laborales.
Sin embargo, Toxo ha asegurado que hay materias que se han complicado con las medidas aprobadas por el Gobierno del PP el pasado viernes y con las que el dirigente sindical cree que el Ejecutivo "no ha andado fino".
Así, se ha referido expresamente a la negociación salarial, que "se ha puesto más dura" debido a la subida fiscal y a la evolución del IPC, que en diciembre alcanzó el 2,4% en tasa interanual. Tampoco ayuda a la evolución de los salarios, ha dicho, la congelación del salario mínimo interprofesional (SMI), con la que el Gobierno ha querido mandar un mensaje de moderación.
"La evolución de los salarios tiene un horizonte muy negativo y ahí las organizaciones empresariales deberían hacer un ejercicio de realismo, porque si se deprimen excesivamente los salarios, también se deprimirá todavía más una ya muy deprimida economía incapaz de generar empleo", ha advertido Toxo.
Además de la negociación salarial, el dirigente de CC.OO. ha subrayado que donde es más complicado cerrar acuerdos es en la contratación, pues resulta "muy difícil" encontrar fórmulas para favorecer la creación de empleo cuando se prevé una atononía en la economía para el primer semestre.