Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo (CCOO) pide "luz y taquígrafos" sobre los acuerdos entre el Gobierno y otros partidos sobre la estiba

El secretario confederal de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al Gobierno "luz y taquígrafos encima de la mesa" acerca de los acuerdos alcanzados con otros partidos para poder sacar adelante el decreto de reforma de la estiba, que previsto abordarse este jueves en el Congreso.
Toxo ha señalado que "algún compromiso" habrá entre el gobierno y otros partidos que ahora no se conocen pero que "algún día terminamos conociendo".
Cabe recordar que el Decreto Ley de reforma de la estiba se someterá a debate para su aprobación en el Congreso este jueves, 18 de mayo, en un pleno extraordinario convocado expresamente para tratar la convalidación de este texto.
Fernández Toxo ha señalado que entiende que si el Gobierno se ha decidido a llevar este decreto nuevamente al Congreso es "para no arriesgarse a perderlo por segunda vez, lo cual le generaría un problema muy serio", de modo que "tal vez haya acuerdos que no conocemos" con algún grupo parlamentario que haya movido su posición.
En cualquier caso, ha señalado que "el Gobierno ha perdido una oportunidad, como lo lleva haciendo en los últimos tres años", para intentar un acuerdo con las organizaciones sindicales de la estiba.
En este sentido, y tras reconocer que la posición de CCOO es "muy minoritaria" en el sector, ha dicho que ha habido "ocasiones más que suficientes desde el diálogo para hacer un proceso de tránsito de la situación anterior a las demandas que plantea la UE que no van tan allá como lo que persiguen las empresas del sector, que es la completa liberalización a través del deterioro de las condiciones de trabajo de los trabajadores".
En esta línea, ha señalado que el hecho de que la subrogación, que es un "elemento capital" para el futuro del empleo, no aparezca vinculado a la ley "puede terminar generando un serio problema para los trabajadores, para la continuidad de sus empleos y para sus condiciones de trabajo".
Por último, ha rechazado que el Gobierno identifique "empleo estable y garantías de los trabajadores conquistadas a lo largo de decenios de lucha en los convenios colectivos, con privilegios", así como que "se intente criminalizar precisamente por esas condiciones a aquellos trabajadores que se pretende situar en una posición mucho más débil frente a las decisiones de las empresas".
Fernández Toxo ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas con motivo del 10º Congreso Regional de CCOO Extremadura, celebrado en Mérida.
SEGUNDO EXAMEN DE LA REFORMA
La reforma de la estiba afronta su segundo examen en la Cámara Baja dos meses después de que el pasado 16 de marzo recibiera un histórico rechazo, que lo convirtió en el tercer decreto ley que no logra convalidarse en Democracia.
Al igual que ocurrió en esa ocasión, el Decreto llega al Congreso con un calendario de paros convocado en los puertos por los sindicatos de estibadores, programados a partir del próximo 24 de mayo y que se extenderían durante tres semanas.
No obstante, al contrario que hace dos meses, el Ministerio de Fomento se muestra más "optimista" de cara a lograr el apoyo parlamentario necesario para convalidar la reforma, que requiere mayoría simple, esto es, un mayor número de votos a favor que en contra.
Fomento basa su confianza en el "permanente y abierto" diálogo que ha mantenido con los grupos políticos y en el hecho de que el Decreto incluirá, a través de un Real Decreto posterior, los aspectos laborales de la reforma negociados con patronal y sindicatos de estibadores, y las ayudas de 120 millones comprometidas por el Gobierno para la reconversión del sector.
EL PDeCAT, DECISIVO
De esta forma, ante el debate de hoy jueves, la eventual abstención del grupo parlamentario catalán PDeCAT, frente al rechazo que manifestó en la anterior votación, se perfila como decisiva para que el Gobierno saque adelante la reforma.
La abstención de esta formación, que tendría lugar en pleno reto soberanista, junto con el previsible respaldo de Ciudadanos y PNV, permitiría dar finalmente 'luz verde' a la reestructuración de la estiba que el Gobierno emprendió el pasado mes de febrero.