Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo y Álvarez dicen que la calle, la movilización y la huelga deberán impulsar el cambio

Los sindicatos arremeten contra "la corrupción insoportable y pornográfica"
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, han insistido en este 1 de mayo en que el cambio que necesita España se impulsará en la calle, la movilización y con la huelga. Esta ha sido la primera vez que este año los sindicatos han hecho alusión a una posible huelga.
Los líderes sindicales han puesto de relieve esta idea durante los discursos con los que han cerrado en la Puerta del Sol la manifestación convocada en Madrid, bajo el lema 'No hay excusas. A la calle', con motivo del 1 de mayo, y a la que han asistido unas 12.000 personas, según la delegación de Gobierno y 50.000 según los sindicatos.
Entre los políticos que han acudido se encontraban el secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesias; el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en su segunda manifestación del 1 de mayo al frente del sindicato, ha advertido de que "sin movilización no es posible asumir la recuperación de derechos ni recuperar las libertades que están siendo arrebatadas en muchos casos".
Álvarez también ha recordado que se están empezando a recuperar algunos derechos. De hecho, ha subrayado que "gracias a la movilización" la función pública ha logrado un acuerdo que generará 350.000 empleos en este ámbito y que acabará con "la precariedad a la que los funcionarios han estados sometidos en los últimos años".
Para Álvarez, este acuerdo es un claro ejemplo de que con la movilización "se puede avanzar". No obstante, es consciente de que todavía queda "una verdadera negociación de derechos laborales y económicos".
En esta línea, Toxo, que ha afirmado que "este no es un 1º de mayo más", ha subrayado que las organizaciones sindicales van a seguir asistiendo a las mesas del diálogo, tanto en el ámbito bipartito como tripartito, aunque ha señalado no dudarán en echarse a las calles si no hay resultados.
EL TUFO DE LA CORRUPCIÓN
Toxo no ha dudado en afirmar que "frente a las fanfarrias oficiales del Gobierno" que asumen que se ha dejado de lado la recesión, la realidad es otra "muy diferente", ya que la recuperación y la salida de la crisis no se está trasladando a la ciudadanía.
"Los ciudadanos saldremos de la crisis cuando la mayoría social recupere los niveles de calidad de vida y de derechos que tenían antes de su inicio", ha subrayado, tras insistir en que mientras tanto únicamente se puede hablar de que en España hay "paro, pobreza, desigualdad y un tufo de corrupción".
Toxo ha añadido que únicamente será posible mejorar la situación del país si se desalojan "las políticas y los políticos" que mantienen esta situación en España. A juicio de Álvarez, "este 1º de mayo es de exigencia y de depuración de responsabilidades a los corruptos del país". Así, ha afirmado que "no se puede permitir ni un día más esta pornografía de corrupción por la que atraviesa España".
LA MOCIÓN DE CENSURA, DE FONDO
En esta línea, ha agregado que "no sabe si tiene razón quien ha decidido presentar la moción de censura", pero que está seguro de que en este país se tiene que censurar la política y la corrupción porque "elevan el paro, la pobreza y la desigualdad".
"La izquierda española debe entender que solo un frente unido va a permitir que este país avance por la senda de la justicia social del reparto de la riqueza y de la solidaridad", ha apuntado, tras subrayar que las organizaciones quieren que el reparto de la riqueza se haga de manera ordenada, recuperando derechos perdidos "por la gestión neoliberal de la crisis".
Para Álvarez, esta situación solo se arregla con "cambios en profundidad" en las estructuras del país que permitan "acabar con esta lacra". "Mientras nos estaban robando a manos llenas, nos estaban diciendo que teníamos que apretarnos el cinturón", ha añadido Álvarez, tras manifestar que es "insoportable" que se mantenga la reforma laboral, porque merma los derechos de las personas.
Este ha sido el último Día del Trabajador de Fernández Toxo, que abandonará el cargo de secretario general de CC.OO. en el próximo Congreso Confederal del sindicato, que se celebrará del 29 de junio al 1 de julio, y dará el relevo al secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, que será su sustituto.
Álvarez no ha perdido la ocasión de describir a Toxo como un "ejemplo de honestidad, lucha y trabajo" y le ha agradecido su trabajo sindical que ha realizado "desde Ferrol hasta hoy en la Puerta del Sol".
AMBIENTE FESTIVO Y GRITOS DE 'HUELGA GENERAL, YA'
La marcha central del 1º de mayo arrancó pasadas las 12.00 horas desde el Paseo del Prado con miles de personas congregadas entre tambores y pitos, a ritmo de batucada, y un gran número de banderas y estándares con los tradicionales colores blanco y rojo de los sindicatos mayoritarios.
También ondeaban centenares de banderas republicanas y, en menor medida, del Partido Comunista, en un ambiente y festivo en el que se podían escuchar las consignas como 'Lo llaman democracia y no lo es', 'Viva la clase obrera' o 'Hace falta ya una huelga general'. Entre las pancartas que se podían leer de los ciudadanos que secundaron la marcha destacaban: 'Tu botín, mi crisis', 'El más corrupto o el más tonto es Rajoy' o 'CorruPPción'.
La cabecera ha llegado a la Puerta del Sol pasadas las 13.00 horas, tras un recorrido que ha culminado con las palabras de Toxo y Álvarez y de los representantes de la comunidad de Madrid ambos sindicatos.