Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toshiba pondrá a la venta parte de su negocio de memorias flash

Toshiba sacará a la venta parte de su negocio de semiconductores en una transacción que pretende culminar el próximo 31 de marzo y que busca cubrir el potencial impacto negativo de las multimillonarias amortizaciones previstas por el conglomerado nipón a consecuencia del deterioro del valor de los activos nucleares adquiridos por su filial estadounidense Westinghouse.
La multinacional japonesa ha informado este viernes de que procederá antes del 31 de marzo a la venta de su negocio de memorias, aunque ha precisado que no se incluirán las actividades relacionadas con sensores de imagen.
La transacción, de la que Toshiba no ha ofrecido ningún detalle financiero ni sobre la cantidad de activos que serán traspasados, deberá ser aprobada a finales del próximo mes de marzo por la junta general extraordinaria convocada para tal fin.
El negocio de memorias de Toshiba alcanzó una cifra de negocio de 845.600 millones de yenes (6.800 millones de euros) el pasado ejercicio, con un beneficio operativo de 110.000 millones de yenes (casi 900 millones de euros).
Las acciones de Toshiba han cerrado la sesión de este viernes con un repunte del 0,54%, hasta los 259,90 yenes, lo que supone un retroceso del 8,2% en lo que va de año, pero del 41,3% desde que el pasado 26 de diciembre la compañía advirtiera de que los activos adquiridos por Westinghouse en 2015 se han deteriorado "en miles de millones de dólares", cifra que espera concretar a mediados de febrero.