Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Testa Residencial lanza la primera plataforma especializada en alquiler a largo plazo de viviendas

La junta general extraordinaria de Testa Residencial Socimi aprobará este lunes la ampliación de capital no dineraria con más de 3.300 viviendas aportadas principalmente por Banco Popular, Banco Santander y BBVA. La operación configura la primera plataforma especializada en alquiler a largo plazo de viviendas de alcance nacional con un parque de más de 8.000 unidades, incluyendo los activos residenciales procedentes de Testa y Metrovacesa.
Expertos en el negocio inmobiliario han señalado que, por encima del número total de viviendas ofertadas, la clave del impacto de Testa Residencial en el mercado es la consolidación de una plataforma profesionalizada de gestión de viviendas en alquiler a largo plazo que cambiará de forma "radical" el modelo de negocio del sector.
Hasta ahora el sector del alquiler de viviendas está dominado por operadores individuales, no profesionalizados, con oferta disgregada y sin transparencia operativa, lo que ha impedido la creación de un auténtico mercado de alquiler residencial.
La estrategia de Testa Residencial es configurarse en plataforma de gestión profesionalizada con capacidad de ordenar la oferta mediante la creación de una cartera de inmuebles adecuados a las necesidades reales del mercado, con valoración actualizada y el impulso de una demanda a través de una propuesta de servicios añadidos que solucione problemas reales de los que quieren acceder a una vivienda en alquiler y de un modelo de gestión transparente que genere seguridad jurídica y sustente la creación de un verdadero mercado.
La idea de Testa Residencial es de operativa a largo plazo con vocación de permanencia en el negocio del alquiler. La compañía sigue el modelo de los operadores de alquiler residencial de otros países europeos, donde existen sociedades que gestionan más d 100.000 viviendas en alquiler y han consolidado un mercado altamente eficiente.
Testa Residencial busca crear una cultura del alquiler en el sector inmobiliario en el que, sin rechazo de la propiedad de una vivienda, coexista un modelo "alternativo, flexible y accesible, de solución habitacional", según ha indicado.
La cartera de viviendas que se incorporan ahora a Testa Residencial procedentes de las bolsas de inmuebles que tienen los bancos accionistas de la compañía ha sido sometida a un proceso de selección de aquellos que cumplían los requisitos establecidos por la firma y de valoración por un experto independiente.
De este modo, se incorporan a la sociedad "inmuebles de calidad, que satisfacen una demanda y con precios competitivos". No todos los inmuebles en propiedad de los bancos accionistas han sido transferidos a Testa residencial, ya que sólo lo han hecho los que han superado un riguroso proceso de selección.