Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 3.158 millones por encima del 5% por las tensiones de los mercados

No se registraban unos tipos de interés tan altos desde 1997

El Tesoro Público ha logrado colocar 3.158,07 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, aunque se ha visto obligado a subir el interés a máximos, por encima del 5%, para cerrar la emisión debido a la tensión de los mercados, que siguen apuntando a España e Italia.
Con la subida de tipos, el organismo dirigido por Soledad Núñez ha conseguido situarse en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 2.500 y 3.500 millones de euros. La demanda ha vuelto a ser alta y ha superado los 8.800 millones.
En concreto, el Tesoro ha colocado 2.600,14 millones en letras a 12 meses de los 5.526,14 solicitados por los inversores. En este caso, el organismo ha elevado el tipo marginal del 3,688% de la subasta de octubre al 5,200% actual.
Además, ha emitido 557,93 millones en letras a 18 meses de los 3.322,93 demandados, aunque ha situado el interés en el 5,320% frente al 3,856% registrado en la última emisión de este tipo de papel.
Los tipos de interés no superaban el 5% desde el año 2000, cuando alcanzaron el 5,17% en el caso de las letras a 12 meses y el 5,3% en las letras a 18 meses. Por encima de estos niveles se situaron en 1997, al situarse en el 5,59% en las letras a 12 meses y 5,35% en el caso de las letras a 18 meses.
La tensión de los últimos días ha pasado factura al Tesoro que, hasta ahora, había logrado superar las dudas de los inversores y cerrar con un relativo éxito las subastas anteriores.
De hecho, en la última emisión de letras a 12 y 18 meses, que se celebró el pasado 18 de octubre, el Tesoro colocó 4.602,01 millones a unos tipos de interés que se mantuvieron prácticamente estables.  
La dimisión de Silvio Berlusconi y la celeridad prometida por el nuevo equipo de gobierno italiano para poner en marcha los ajustes no han logrado relajar la tensión en ninguno de los países, que siguen en el punto de mira de los inversores.
El jueves, una nueva prueba
El jueves, el organismo se volverá a someter a una nueva prueba al intentar captar entre 3.000 y 4.000 millones en obligaciones a diez años con un cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022.
Así, en total, el Tesoro intentará obtener entre 5.500 y 7.500 millones de los mercados en una semana que vuelve a ser clave para la recuperación de la confianza y la superación de la crisis de deuda