Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas atribuye el interés récord pagado por España al "nerviosismo" en los mercados

El Tesoro espera colocar 4.000 millones con la emisión de bonos a cinco añoscuatro.com

El Tesoro coloca 3.500 millones de euros en obligaciones con un interés superior al 7%

La prima de riesgo toca los 500 puntos tras la subasta del obligaciones

La Comisión Europea ha atribuido el interés récord pagado por España por colocar 3.500 millones de euros en obligaciones a 10 años a la "incertidumbre" y el "nerviosismo" en los mercados y ha reclamado acelerar el refuerzo del fondo de rescate y el resto de elementos del plan anticrisis pactado en la cumbre del Eurogrupo del 26 de octubre. Y es que el Tesoro Público se ha visto obligado a subir el interés al nivel más alto desde el año 1997, por encima del 7%. Por su parte, la deuda española ha tocado los 500 puntos tras la subasta.
"No comentamos la evolución diaria de los mercados", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. "Por lo que se refiere a la situación de las primas de riesgo, no sólo de España sino de otros países de la eurozona, refleja sin duda la incertidumbre y el nerviosismo en el mercado", ha agregado.
"Esto no hace más que subrayar la importancia de aplicar los acuerdos, en particular los alcanzados por la eurozona en la cumbre del 26 de octubre", ha resaltado.
Al ser preguntado por si la Comisión ve necesario que el Banco Central Europeo (BCE) asuma un mayor papel en la lucha contra la crisis, el portavoz ha dicho que es "crucial" en primer lugar poner en marcha "rápidamente" lo ya acordado.
Y es que la situación en España parece que se complica. El Tesoro Público ha colocado 3.562 millones de euros en obligaciones a 10 años con un interés en el nivel más alto desde el año 1997, por encima del 7%, ante la presión de los mercados.
Con la subida de tipos, el organismo dirigido por Soledad Núñez ha conseguido situarse en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros. La demanda ha superado los 5.500 millones.
En concreto, el Tesoro ha colocado 3.562 millones en obligaciones con un cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022. Sin embargo, ha elevado el interés desde el 5,453% de la emisión de octubre al 7,088% actual.
En la subasta de octubre, el Tesoro colocó 1.787,62 millones en obligaciones a diez años, aunque pudo rebajar el interés a pesar de que la emisión coincidió con la última rebaja de calificación de Moody's.
Sin embargo, las tensiones han crecido mucho desde entonces y los mercados siguen apuntando a España, que esta semana ya tuvo que elevar a niveles máximos la rentabilidad de las letras a 12 y 18 meses en la subasta del martes para colocar la cantidad prevista.
De hecho, esta mañana la prima de riesgo española ha escalado hasta un nuevo máximo al tocar los 500 puntos básicos, mientras que la italiana se estrechaba a 529,7 puntos básicos, frente a los 534,9 de la apertura.
La subasta se celebra además un día después de que el Gobierno haya recortado medio punto su previsión de crecimiento para el 2011, hasta el 0,8% y tres días antes de las elecciones generales.
A pesar de las subidas de tipos, el Tesoro ha logrado captar 6.762 millones de los mercados en una semana que vuelve a ser clave para la recuperación de la confianza y la superación de la crisis de deuda en Europa.
Cinco subastas más
En lo que queda de año, el Tesoro volverá a acudir a los mercados en cinco ocasiones antes de que acabe el año, la primera de ellas el martes 22 de noviembre para colocar letras a 3 y 6 meses. En el mes de diciembre realizará dos emisiones más de letras: el martes 13 de letras a 12 y 18 meses y el jueves 20 de letras a 3 y 6 meses.
El organismo cerrará el ejercicio con una subasta de bonos el jueves 1 de diciembre y otra de obligaciones el jueves 15 de diciembre. De hecho, el Gobierno ya ha dicho que no tiene intención de hacer cambios en el calendario previsto.