Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 4.513 millones a tipos de interés más bajos

Billetes de EuroEFE

El Tesoro Público ha colocado 4.512,5 millones de euros en la subasta de bonos y obligaciones de este jueves, por encima del objetivo previsto, a tipos de interés más bajos que las emisiones anteriores del mismo tipo de papel, a pesar de las turbulencias financieras de los últimos días por el rescate a Chipre.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.156 millones de euros en el bono a dos años, con una rentabilidad media del 2,27%, por debajo del 2,54% de la subasta anterior, mientras que en el bono a cinco años se colocaron 1.032 millones de euros, a un tipo de interés medio del 3,55%, ligeramente inferior al 3,57% de la anterior emisión. En el caso de las obligaciones a diez años, el importe adjudicado alcanzó los 2.325 millones, a un tipo medio del 4,89%, por debajo del 4,91% previo.
El interés marginal ofrecido en las subastas también ha sido inferior que en las emisiones anteriores del mismo tipo de papel. Así en el caso del bono a dos años, el tipo de interés marginal se ha situado en el 2,306%, por debajo del 2,570% de la subasta anterior, mientras que tanto en el bono a cinco años (3,579% frente al 3,612% anterior) como en las obligaciones a diez años (4,919% frente al 4,957% previo) el interés marginal también se ha reducido.
De esta forma y a pesar de la inestabilidad generada en los mercados por el rescate a Chipre, el Tesoro ha conseguido superar las dos subastas de esta semana de forma muy favorable, ya que en ambos casos se ha colocado por encima del máximo previsto y a tipos de interés más bajos, con una demanda que ha superado ampliamente lo que se ha adjudicado.
En el caso concreto de los bonos a dos años, la demanda ha superado los 4.600 millones de euros, por lo que casi ha triplicado el importe colocado entre los inversores, mientras que las peticiones para el bono a cinco años han multiplicado por tres la cifra adjudicada, alcanzando los 3.692 millones de euros. Las solicitudes de los inversores para las obligaciones a diez años, por su parte, han multiplicado casi por dos lo emitido, hasta los 4.388 millones.
Tras conocerse los resultados de la subasta, la prima de riesgo se ha relajado ligeramente hasta los 350 puntos básicos en relación con la apertura de la jornada y la rentabilidad del bono español a diez años permanece por debajo del 5%.