Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 1.605 millones en letras y marca nuevo tipo mínimo récord en las de nueve meses

El Tesoro Público ha colocado este martes 1.605 millones de euros, por encima del rango medio previsto, en la subasta de letras a tres y nueve meses y ha ofrecido tipos más negativos que los registrados en la emisión previa en el caso de las letras a nueve meses, en la que ha marcado un nuevo tipo mínimo récord.
En concreto, el organismo público ha colocado 655 millones de euros en la subasta de letras a tres meses, en la que ha ofrecido un tipo de interés marginal del -0,415%, ligeramente superior al -0,471% ofrecido en la emisión anterior celebrada el 18 de abril. La demanda ha superado 3,6 veces lo finalmente adjudicado.
En la subasta a nueves meses ha colocado 950 millones de euros, con una rentabilidad marginal del -0,381%, más negativa que el -0,339% ofrecido en la emisión previa del 18 de abril. De hecho, este interés marginal supone un nuevo tipo mínimo récord en este tipo de papel.
Tras la subasta de este martes, el Tesoro volverá a los mercados el próximo jueves para ofrecer a los inversores bonos y obligaciones del Estado, con los que espera captar entre 4.000 y 5.000 millones de euros.
Concretamente, subastará bonos del Estado con cupón del 1,15% y vencimiento del 30 de julio de 2020; obligaciones del Estado con cupón del 4,80% y vencimiento el 31 de enero de 2024; obligaciones del Estado con cupón del 5,90% y vencimiento el 30 de julio de 2026, y obligaciones del Estado a 10 años, con cupón del 1,50% y vencimiento el 30 de abril de 2027.
Con la celebración de la subasta del jueves, el Tesoro finaliza el calendario de subastas previstas para el mes de mayo y no regresará a los mercados hasta el próximo 1 de junio, con una nueva puja de bonos y obligaciones.