Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro celebra esta semana sus dos últimas subastas del año

El Tesoro Público celebra esta semana sus dos últimas subastas del año con una puja de letras a 3 y 9 meses el martes y otra el jueves en la que ofrecerá a los inversores bonos a cinco años y obligaciones del Estado a 10 años, poniendo cierre así a un buen ejercicio para la deuda pública española.
En concreto, en la subasta del martes ofrecerá letras a 3 y 9 meses, con una referencia de un interés marginal del -0,391% y del -0,272%, respectivamente, de la última puja de este tipo realizada el pasado 22 de noviembre.
En esa subasta, celebrada tras los resultados electorales en Estados Unidos, el Tesoro captó 3.325,26 millones de euros, si bien tuvo que ofrecer un interés mayor en los títulos a más largo plazo, aunque siguió cobrando a los inversores.
Además, el organismo adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad colocará el jueves bonos del Estado a 5 años con cupón del 0,75%, y obligaciones a 10 años al 1,3%.
Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia en los bonos a 5 años es de la última puja celebrada el pasado 1 de diciembre, en la que el interés marginal de este tipo de papel fue del 0,454%.
La referencia en el caso de las obligaciones a 10 años también es de esa misma jornada del pasado 1 de diciembre, cuando el interés marginal en este producto financiero fue del 1,549%.
En esa puja, la primera del mes de diciembre, el Tesoro captó 3.055,07 millones de euros, si bien también se colocaron obligaciones con vencimiento en 2041 y bonos a 3 años ligados a la inflación. En este último caso mantuvo los tipos en negativo.
Con estas dos últimas subastas, el Tesoro concluirá sus emisiones previstas en el calendario del año 2016, un buen ejercicio para la deuda pública española que el organismo ha sabido aprovechar ante el contexto de bajos tipos de interés que se ha prolongado durante los últimos meses.
De hecho, el Tesoro ya había captado antes de la última subasta más del 98% de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo 2016, que alcanza los 120.300 millones de euros.