Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro espera captar mañana hasta 3.500 millones en letras a 3 y 9 meses

El Tesoro Público espera colocar mañana, martes, entre 2.500 y 3.500 millones de euros en una nueva subasta de letras a 3 y 9 meses, según los objetivos de emisión publicados por el organismo en su página web.
Desde el Tesoro indicaron que este objetivo es "indicativo" y puede ser modificado en función de las condiciones de mercado, en un momento de subida de la prima de riesgo en los últimos días, hasta el entorno de los 133 puntos básicos.
El Tesoro vuelve a los mercados con una puja de letras a 3 y 9 meses, la primera de este tipo de papel desde la constitución del Gobierno y en un contexto de mayor tensión en los mercados ante las expectativas de una subida de la inflación y de los tipos de interés en Estados Unidos.
La referencia para determinar la evolución del coste de financiación en las letras a 3 meses es de un interés del -0,386% registrado en la subasta del pasado 18 de octubre, mientras que en las letras a 9 meses es del -0,296% de la misma subasta.
El Tesoro colocó en esa puja de referencia de hace poco más de un mes un total de 2.660 millones de euros en letras, cerca del máximo previsto de 3.000 millones, y profundizó en los tipos negativos a 9 meses, pero rebajó lo que cobra a tres meses.
Además, la demanda superó ampliamente los algo más de 2.600 millones adjudicados y se situó por encima de los 7.700 millones de euros, más del triple de lo finalmente vendido entre los inversores, que confiaron de nuevo en la deuda pública española pese a la inestabilidad por la falta de Gobierno en ese momento.
La subasta de este martes será la última colocación del Tesoro este mes, después de que el pasado jueves captase en los mercados 3.858,43 millones de euros en una subasta de Bonos y Obligaciones del Estado, en la que se elevó el coste de financiación en todas las referencias.