Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telxius no descarta fusiones con otras empresas para aprovechar la consolidación del sector

La compañía ve la inestabilidad política en España como uno de los riesgos para su negocio
La filial de infraestructuras de Telefónica, Telxius, no descarta fusiones con otras compañías para aprovechar la consolidación del sector y mejorar sus ganancias, así como tampoco la compra de nuevos activos, tanto propiedad de Telefónica como de otras empresas para ampliar su cartera.
"La flexibilidad financiera y la estructura de costes expansible de Telxius podría permitir a la compañía llevar a cabo fusiones disciplinadas ventajosas o compras de otros actores para aprovechar la consolidación del sector e incrementar las ganancias", señala la compañía en el folleto de su OPV.
En esta línea, también señala que podría considerar la adquisición de activos propiedad de Telefónica o de otros actores, que prevé estén relacionados con su negocio inicial de "torres y cables submarinos", aunque también podría tener en cuenta la compra de activos "adyacentes".
Telxius asegura que la compañía tiene una estrategia "bien definida" para generar un crecimiento rentable, lo que pasa por el desarrollo de nuevas infraestructuras y la posibilidad de adquirir otros activos de infraestructuras de telecomunicaciones.
En concreto, en el negocio de cable, espera una mayor contribución al incremento de los ingresos por parte de otros actores y, principalmente desde 2018, de nuevos cables. En el caso de las torres, prevé que el crecimiento esté generado por el aumento de los ratios de alquiler y las oportunidades de construcción a demanda.
En esta línea, remarca que su estructura le permite centrarse en la maximización de los beneficios de su cartera y en el uso eficiente de sus activos para incrementar así sus ingresos. Al mismo tiempo, buscará mejorar sus eficiencias de negocio analizando continuamente alternativas para reducir su base de costes.
Asimismo, subraya que una parte "importante" de su estrategia es el desarrollo y la ampliación de sus actual red de cable submarino y torres. Así, afirma que está buscando de forma "activa" oportunidades para desarrollar nuevos cables en Europa y América para aprovechar el crecimiento previsto de los datos.
En el negocio de torres, la compañía prevé construir nuevas infraestructuras en localizaciones selectivas de Europa y América Latina y destaca que podría llevar a cabo este proceso según demanda, para garantizar una "base estable de ingresos" de las torres construidas.
INESTABILIDAD POLÍTICA EN ESPAÑA.
Por otro lado, la empresa remarca que una evolución negativa de las condiciones macroeconómicas nacionales e internacionales podría afectar negativamente a su negocio y a la demanda de sus servicios, así como hacer que sus clientes tengan más complicaciones para cumplir con sus obligaciones de pago.
En concreto, enumera varias causas que podrían afectar a la situación económica de la eurozona, y en particular a España y Alemania, los países en los que opera Telxius, entras las que incluye la situación financiera y la inestabilidad política, incluida la que existe en España tras las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016.
Asimismo, también menciona como riesgos para su negocio en Europa las tensiones internacionales generadas por la crisis de Ucrania entre 2013 y 2015 y la guerra civil en Siria, las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, el auge de partidos políticos antieuropeistas, la aparición de fuerzas políticas con prioridades y políticas económicas alternativas, las preocupaciones por los movimientos independentistas y los actos terroristas en Europa y otras partes del mundo.
Respecto a la victoria del 'Brexit' en el referéndum celebrado en Reino Unido el pasado 23 de junio, Telxius incide en que supondrá un cambio económico al tener que adaptarse a unas nuevas relaciones comerciales y de inversión en el futuro, generando incertidumbre en la inversión, la actividad económica y los mercados financieros.
Sin embargo, la compañía muestra una mayor preocupación por las condiciones políticas y económicas de América Latina, que suponen "numerosos riesgos" para sus operaciones en la región, que tiene un peso importante en la cuenta de resultados de Telxius.
"Como han demostrado algunos acontecimientos ocurridos en Latinoamérica, un comportamiento económico o político negativo en un sólo país de la región puede llevar a o exacerbar la inestabilidad política y económica en cualquier parte de la región", incide Telxius, que remarca que la recuperación en la zona sigue siendo "frágil".
En esta línea, la sociedad también apunta que está expuesta a riesgos cambiarios, dadas sus operaciones en distintas zonas geográficas, y remarca que la inflación y determinadas medidas gubernamentales para controlarla en algunos países de América Latina pueden tener "efectos adversos" en sus economías y en su actividad y operaciones en esos emplazamientos.