Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica repartirá 0,34 euros por acción o un título nuevo por cada 25 en su próximo scrip dividend

Telefónica ha fijado los términos para la ejecución del próximo reparto flexible del dividendo de la compañía, conocido como 'scrip dividend', por el que los accionistas tendrán la opción de recibir 0,34 euros en efectivo por acción o un título nuevo por cada 25 disponibles.
Para hacer frente a las peticiones de acciones, Telefónica acometerá una ampliación de capital consistente en la emisión de un máximo de 196,02 millones de títulos. Esta cifra equivale a un 3,9% del capital, dividido en 4.900 millones de acciones.
Cada acción de Telefónica recibirá un derecho de suscripción gratuita, y por cada 25 derechos disponibles la empresa entregará una acción nueva. Sin embargo, la compañía también se compromete a comprar cada derecho de asignación gratuita a un precio de 0,34 euros brutos.
La empresa presidida por José María Álvarez-Pallete lleva recurriendo a la fórmula del 'scrip dividend' desde mayo de 2012, mediante la aplicación del programa 'Telefónica Dividendo Flexible'.
En mayo de este año, la junta general de accionistas acordó retribuir al accionistas mediante el 'scrip dividend' o una distribución de dividendos en efectivo con cargo a reservas de libre disposición en caso de que, anteriormente, se hubiese cerrado la venta de O2 en Reino Unido a Hutchison Whampoa.
En una nota remitida este viernes a la CNMV, la compañía explica que, habida cuenta de la decisión de la Comisión Europea de prohibir la venta de O2 a Hutchison Whampoa, la Comisión Delegada de la empresa ha acordado ejecutar igualmente el 'scrip dividend'.
El consejo de administración de Telefónica anunció a finales de octubre su decisión de recortar su política de dividendos para los años 2016 y 2017. La retribución con cargo al actual ejercicio pasará de los 0,75 euros por acción previstos inicialmente hasta los 0,55 euros, y a 0,40 euros con cargo al próximo.
Para el año 2016, la empresa pasará a repartir 0,55 euros por acción, de los que 0,35 euros se abonarán en noviembre de 2016 mediante un scrip voluntario y 0,20 euros en efectivo en el segundo trimestre de 2017.
Con cargo al ejercicio 2017, el dividendo de Telefónica ascenderá a 0,40 euros por acción, de los que 0,20 euros se pagaran en el cuarto trimestre de 2017 y 0,20 euros en el segundo trimestre de 2018, ambos tramos en efectivo.
OPCIONES DEL ACCIONISTA.
Para la nueva edición del dividendo flexible anunciada este viernes, el accionistas podrán optar entre mantener los derechos de asignación gratuita, lo que le dará derecho a acciones nuevas, o vender los derechos, ya sea a Telefónica o al mercado.
El plazo para solicitar la retribución en efectivo concluirá el próximo 23 de noviembre, y seis días después, el 29 de noviembre, concluirá el período de negociación de los derechos de asignación gratuita.
El 1 de diciembre se realizará el pago de efectivo a los accionistas que hayan solicitado retribución en efectivo y se producirá el cierre del aumento de capital liberado.